Sections

23 de octubre de 1937

En Sassari, a las cuatro de la madrugada de este sábado, muere a los ochenta y dos años el misionero paúl Juan Bautista Manzella, llamado el "santo de Cerdeña", que diez días antes había sufrido una hemorragia cerebral cuando predicaba en Arzachena. Nació el 21 de enero de 1855 en Soncino, provincia de Cremona, ingresó en el seminario de la Congregación de la Misión en Chieri el 21 de noviembre de 1887 y fue ordenado sacerdote el 25 de febrero de 1893, en la capilla del seminario arzobispal de Turín. En 1900 fue destinado como director espiritual al seminario tridentino de Sassari. A partir de 1904 se dedicó infatigablemente a las misiones populares recorriendo toda Cerdeña durante cuarenta años. En 1927, fundó, junto con la madre Ángela Marongiu (1854-1936) las Hermanas de Getsemaní, para dar una oportunidad a las jóvenes que sentían la llamada a la vida consagrada de seguirla en su tierra, con una doble dimensión, apostólica y contemplativa, dedicándose especialmente al apostolado entre los niños pobres y a la inserción digna en la vida laboral y desarrollando una espiritualidad centrada en la Eucaristía y la Pasión del Señor.