Sections

22 de abril de 1773

En Versalles, el rey Luis XV ordena, mediante cartas patentes, que la dirección y la capellanía del Colegio de Bons-Enfants estén y se mantengan unidos a perpetuidad a la Congregación de la Misión. Esta decisión real se ha hecho necesaria por las protestas que se han elevado desde hace una decena de años, suscitadas por los mayordomos parroquiales de los pueblos del Menil-Aubri y de Fontenay-en-France; y por los descendientes de Juan Pluyette que, en su testamento, había dejado dos becas que el Colegio debía mantener; y, finalmente, por los administradores del Colegio de Louis-le-Grand.