Sections

20 de octubre de 1622

En Roma, el papa Gregorio XV firma la bula "Universi orbis" que eleva el obispado de París al rango de arzobispado y le asigna, como sufragáneas, las diócesis de Chartres, Meaux y Orleans. El primer titular del nuevo arzobispado será Juan Francisco de Gondi, consagrado el 19 de febrero de 1623. Es hermano de Felipe-Emmanuel, el general de las galeras, y tío de Pedro de Gondi, cuyo preceptor es Vicente de Paúl, y tío también del famoso Cardenal de Retz. Durante sus treinta años de episcopado, el primer arzobispo de París demostrará una gran benevolencia hacia las obras de Vicente de Paúl. Sin tener que adoptar iniciativas incompatibles con su escasa audacia apostólica, Juan Francisco de Gondi ha sido el arzobispo de la edad de oro del catolicismo parisino, pues en ella brillará el Carmelo introducido en Francia por la Sra. Acarie y se desarrollarán el Oratorio de Pedro Bérulle, los Sacerdotes de Juan Santiago Olier, entonces párroco de San Sulpicio, y las obras de Vicente de Paúl que hacen desembocar en la realidad la gran corriente mística del naciente siglo XVII. Del lado negativo, su excesivo apego a la vida con gran lujo que había encontrado en su patrimonio ancestral, pese a lo cual, fue uno de los primeros en dar ejemplo de restricciones en los tiempos de la Fronda. En el momento de su elevación al rango de metrópoli, París contaba con sesenta y cinco parroquias distribuidas en dos arciprestazgos, el de La Madeleine para el norte de la ciudad y el de San Séverin para el sur. La nueva archidiócesis tenía unos cinco mil kilómetros cuadrados que englobaban cuatrocientas cincuenta parroquias.