Sections

20 de diciembre de 1854

En Gondar, en Abisinia, Ghebra Miguel y sus compañeros viven su sexto mes de cautiverio. A pesar de las amenazas y brutalidades del abuna Salama -obispo monofisita de Abisinia- siguen resistiendo. Hace una semana que se les ha retirado el horrible suplicio del "ghend": durante seis meses han tenido las dos piernas encerradas en un tronco de olivo de un metro de largo que desgarra la carne y impide cualquier movimiento. Como Salama ha recibido la orden de presentarse ante el emperador Teodoro de Abisinia, piensa en trasladar a los prisioneros a otro lugar donde tengan menos posibilidades de evadirse. Hoy les hace comparecer ante su tribunal con la esperanza de obtener su abjuración. Ghebra Miguel comparece en primer lugar y como a pesar de su debilidad física, se mantiene inquebrantable, Salama hace flagelar ante él a sus compañeros, cuya fe también resiste. Al terminar Salama dice que continuará con este castigo cada tres días.