Sections

20 de abril de 1741

En Roma, la Congregación de Ritos aprueba el oficio propio de la misa de Vicente de Paúl. Desde la beatificación, el 13 de agosto de 1729, la devoción filial había dado lugar a una diversidad de oficios. En París la misa y las vísperas del nuevo beato, compuestas, se decía, por Juan Richon, asistente del superior general, y aprobadas por el Arzobispo de París, se podían encontrar en las librerías. Numerosas casas compusieron su propio oficio. La uniformidad, tan querida por Vicente de Paúl, era deseable, y el superior general de la Congregación de la Misión, el P. Juan Couty, que antes de acceder al cargo, había trabajado en Roma en el proceso de beatificación, sometió a la Santa Sede el oficio parisino. La Congregación de Ritos denegó la aprobación, por lo que se recurrió al papa Benedicto XIV, elegido en 1740, y que anteriormente, como Cardenal Próspero Lorenzo Lambertini, había participado activamente en el proceso de beatificación. El Papa examinó el texto y prácticamente compuso un nuevo oficio, conservando únicamente los himnos y la prosa muy retocados. El P. Couty, en su circular del 16 de junio de 1741, escribirá que el oficio podía ser considerado obra de Benedicto XIV.