Sections

1 de febrero de 1640 b

Carta de Vicente de Paúl al sacerdote de la Misión Santiago Tholard, que está en Annecy, tiene veinticuatro años y ha sido ordenado el 17 de diciembre anterior. Pedro Coste, al incluir esta carta en el volumen dos de la correspondencia de Vicente de Paúl advierte que ha omitido algunos pasajes por lo delicado del tema. Los pasajes omitidos, cinco con una extensión total de unas trescientas treinta palabras, dejan más claro que se trata de los accidentes que le ocurren al destinatario de la carta durante la confesión en relación con el sexo. Vicente, apoyándose en las enseñanzas de los maestros de la vida espiritual, argumenta que de su actitud se deduce que no le ocurren voluntariamente y que al faltar su consentimiento no hay pecado, debiendo considerar estas pobrezas como excrementos de la naturaleza. Respecto a si para evitar esos accidentes debe retirarse del confesionario al notar los primeros síntomas de esta emoción, le dice que en otro lugar sí, pero durante la confesión no, por tratarse de una acción santa y divina que afecta a la salvación del prójimo y a la vocación del sacerdote. Y respecto a abstenerse de confesar, Vicente le dice que de ninguna manera, porque Dios le ha llamado a esa vocación, le ha bendecido y conservado y, por ese medio, le ha permitido extender el imperio de Dios y salvar muchas almas.