Sections

19 de enero de 1642

En el capítulo, Vicente de Paúl recuerda a los misioneros paúles la costumbre de leer cada día un capítulo del Nuevo Testamento comenzando por adorar la Palabra de Dios y su verdad, entrar en los sentimientos con los que Nuestro Señor las ha pronunciado aceptando estas verdades y, por último, resolverse a practicarlas. Vicente previene contra la lectura por estudio, diciendo "este pasaje me servirá para tal predicación", y dice que hay que leer solamente para el propio avance, sin desanimarse incluso si después de varias lecturas no nos conmueve, porque llegará un día una pequeña luz y luego otra mayor.