Sections

17 de octubre de 1946

Un decreto de la Sagrada Congregación para los Religiosos reconoce la exención de la Compañía de las Hijas de la Caridad, que ha sido confirmada el 12 de agosto de 1946 por el papa Pío XII. La exención existe desde los orígenes de la Compañía, pero ha sido cuestionada en varias ocasiones, sobre todo a partir de la mitad del siglo XIX. La exención no consiste en la sustracción de los religiosos a cualquier autoridad distinta de la de sus superiores, sino en la afirmación de su estricta e inmediata dependencia del soberano pontífice. En palabras del papa Pablo VI: "La exención garantiza la unidad de dirección y de espíritu del Instituto más allá de las fronteras diocesanas y nacionales. No es un principio de independencia, la justificación de una autonomía que pueda dificultar la obra común, sino la afirmación de la catolicidad en el mismo seno de un apostolado inscrito en la pastoral diocesana".