Sections

15 de marzo de 1654

Conferencia de Vicente de Paúl a las Hijas de la Caridad sobre el orgullo oculto, del que dice que lo que hace a este pecado incurable o casi incurable, es que siempre se presenta bajo una apariencia de bien. Vicente menciona los siguientes signos del orgullo: una excesiva estima de uno mismo; el deseo de ser estimado por los otros; hacer algo con desobediencia; decir algo en alabanza propia, como he hecho esto o lo otro; actuar para agradar; discutir y no querer ceder en nada; la obstinación; la singularidad; el deseo de cargos. Los medios que Vicente propone para combatir el orgullo oculto son: pedir a Dios que nos libre de él, de la estima propia y del deseo de que otros nos estimen; tener una gran devoción a Nuestro Señor, a la Virgen, a los santos y al ángel de la guarda; hacer todos los días actos de humildad, diciéndonos interiormente que no somos nada, que somos pecadores y deseando no ser ni conocidos ni estimados.