Sections

15 de junio de 1900

En Pekín, en Si-tang, la iglesia del Oeste, el párroco, P. Mauricio Doré, muere en el incendio de su iglesia. Las circunstancias de la muerte no se conocen con precisión, no pudiendo asegurarse si ha muerto acribillado mientras rezaba en su habitación o asfixiado por las llamas a la vez que golpeado por los incendiarios. En todo caso, no hay duda sobre la disposición de este misionero que, nacido en París el 15 de mayo de 1862, llegó a China el 16 de octubre de 1898, recién ordenado, y que durante doce años se dedicó con ardor a su tarea. En su última carta, fechada el 20 de mayo, escribía: "Todo hace creer que vamos a ser masacrados e incendiados... Espero con confianza lo que plazca a Dios hacer de mí. Ciertamente, no merezco la gracia de morir por su nombre, pues es absolutamente de eso de lo que se trata; sin embargo, si se dignara concederme ese inmenso favor ¡Gracias, Dios mío!".