Sections

14 de junio de 1900

En Pekín, una banda de entre treinta y cuarenta Boxers incendia la iglesia de San José de Tong-tang. Antes de caer alcanzado, no se sabe si por las llamas o por los Boxers, el párroco, P. Julio Garrigues, consume las santas especies. Hace exactamente treinta años que recibía, en la capilla de la Casa Madre, el poder de decir misa. Nació en 23 de junio de 1840 en la parroquia de San Sernin de Gourgoy, de la diócesis de Albi. El vicario apostólico de Pekín, Mons. Pedro María Alfonso Favier, dirá al Papa en una audiencia que la heroicidad de las virtudes del P. Garrigues bastaría para canonizarlo si no fuera mártir.