Sections

14 de abril de 1819

Un decreto del rey Juan VI de Portugal autoriza la Compañía de las Hijas de la Caridad en ese país, pero en 1834, otro decreto suprime la autoridad de los superiores generales que no residen en el mismo, y en 1838, un tercero suprime las comunidades religiosas en Portugal. No obstante, en atención a sus votos temporales y el carácter humanitario de su misión, las Hijas de la Caridad no serán disueltas, pero no podrán hacer frente a innumerables dificultades: los Paúles se habrán ido, las persecuciones locales se intensificarán y se producirá un cisma en la pequeña Provincia. Todo esto no cesará hasta 1856, año en que, ante los estragos del cólera y la fiebre amarilla, se llamará a las Hijas de la Caridad de Francia, siendo autorizada su presencia en el país por decreto del 9 de febrero de 1857. El superior general, P. Juan Bautista Étienne, pondrá como condición que los Paúles puedan acudir también. El 4 de febrero de 1858 se reconstituirá la Provincia. Pero, en 1861, las persecuciones se reanudarán. Unas sesenta hermanas serán repatriadas a Francia en el barco Orinoco. Solo permanecerán las hermanas del hospital de San Luis y de Funchal. En 1872 se reabrirá y se dará un nuevo retorno a la Casa Madre a causa de la revolución de 1910. En 1927 se retomará con hermanas portuguesas y la Provincia se desarrollará tan bien que abrirá una misión a Mozambique.