Sections

13 de agosto de 1792

En París, en el seminario de San Fermín antiguo Colegio de Bons-Enfants , que por iniciativa de su superior, el P. Luis José François, acoge ya a dieciocho eclesiásticos que han sido expulsados de sus puestos, se procede a confinar a cuanto sacerdote que no haya prestado el juramento exigido por la Constitución Civil del Clero se localiza. A lo largo de este domingo, los arrestos se van sucediendo. El superior se encarga, junto con los ocho sacerdotes y tres hermanos de la Congregación de la Misión que le acompañan, de preparar una habitación para cada uno de los detenidos. Al llegar la noche, serán sesenta y tres los recluidos en el seminario, rondándose el centenar al final del mes. El P. François, que con sus escritos se ha atraído un odio desmesurado de los revolucionarios, será el alma de esta comunidad sufriente a la que mantendrá en una vida espiritual intensa hasta el 3 de septiembre, en que será martirizado junto con setenta y uno de sus compañeros.