Sections

11 de junio de 1633

En San Lázaro, Vicente de Paúl mantiene una conversación particular con cada uno de los jóvenes eclesiásticos que, tras haber sido ordenados en Notre-Dame, vienen a agradecerle la hospitalidad con la que los ha acogido en su casa durante su retiro preparatorio. A modo de reconocimiento, varios le piden que los emplee en una obra de su elección. Entre estos jóvenes sacerdotes, hay dos que destacan por su fervor: Juan Bautista Olier y Baltasar Brandon. Vicente, que llevaba algún tiempo meditando la idea, sugerida por un eclesiástico virtuoso, de reunir periódicamente a algunos sacerdotes seculares para que conversaran sobre las virtudes de su estado y las funciones de su ministerio, comenta este proyecto a cada uno de sus interlocutores y todos aplauden la idea. Con esta fecha se crean las "Conferencias de los Martes".