Sections

10 de octubre de 1797

En París, en presencia de la superiora general, sor Antonieta Deleau, y del superior general de los Sulpicianos, P. Santiago Emery, se reconocen los restos de santa Luisa de Marillac, que han sido trasladados desde la casa madre de Faubourg Saint-Denis al número 91 de la calle Faubourg-Saint-Martin, y de ahí al 45 de la calle Maçons-Sorbonne donde algunas hermanas se habían refugiado. El 4 de mayo de 1802, nuevo traslado a la calle del Vieux Colombier y, por último, el 28 de junio de 1815, a la Casa Madre, en la calle del Bac.