Entradas sobre Desde un punto de vista vicenciano

Servir a Dios solo y no al dinero

Jesús nos enseña la forma de servir a Dios absolutamente y no jamás al dinero. ¿Aprendemos realmente de él los cristianos y, además, vicentinos? Jesús no es amante del dinero. No es nada como aquellos que se burlan de él al oírlo decir: «No podéis servir a Dios y al...

Misericordia que nos cuesta entender

Jesuscristo es la encarnación y la personificación de la misericordia divina (DM 2). Habitando entre nosotros, él espera contagiarnos la misericordia de Dios. Se acercan a Jesús los pecadores a escucharlo. Y los acoge e incluso come con ellos, lo que molesta a los...

Aprender bien de nuestro Maestro y Señor

Jesucristo es nuestro solo Maestro. Y son discípulos suyos de verdad quienes no dejan de aprender de él, siguiéndole por el camino de la cruz. Mucha gente acompaña a Jesús en el camino. Pero a él le importa más la calidad que la cantidad. Él busca a discípulos que no...

Humildes seguidores de Jesucristo

Jesús es la prueba definitiva de que Dios enaltece a los humildes y paga a los solidarios con ellos. Nos llama nuestro Maestro a tal humildad y tal solidaridad. Jesús es uno de los convidados por uno de los principales fariseos. Es decir, no está entre los humildes....
Llamamiento a la conversión y la salvación

Hogar nuestro, hogar también de Jesucristo

El Verbo se hace carne y habita entre nosotros.  Quiere que nuestro hogar sea suyo también, aunque somos tardos para comprenderle y recibirle. María y José no encuentran a Jesús.  No está él en la caravana.  No lo ven tampoco entre los parientes y conocidos.  Sin él,...

Llamamiento a la conversión y la salvación

Conexiones, meditaciones y conversaciones

El Niño Jesús, acostado en el pesebre, nos atrae hacia sí.  Conectados verdaderamente con él, no podemos sino establecer conexiones unos con otros. Por sus conexiones con la Navidad, la figura del pastor fácilmente despierta sentimientos de simpatía y cariño.  Y se...

Llamamiento a la conversión y la salvación

Visita alegradora de nuestro Redentor

Jesús es la fuerza de salvación que Dios nos suscita.  Por él, Dios nos visita y nos redime una vez para siempre.  Por eso, nos alegramos, y procuramos contagiar a los demás.  Es contagiosa la visita del ángel Gabriel.  Pues pronto María también se siente motivada...

Llamamiento a la conversión y la salvación

Ver y recibir personalmente la salvación de Dios

Jesús es la salvación de Dios en persona.  Y veremos y recibiremos la salvación de Dios solo si nos convertimos y nos renovamos personalmente. Viene la palabra de Dios sobre Juan.  Esto, junto con la referencia a la historia contemporánea, da a entender que él es...

Llamamiento a la conversión y la salvación

Esperanzados y vigilantes en todo tiempo y orando

Volverá con gran poder y gloria el mismo Jesús que ha subido al cielo.  Los que lo aguardan esperanzados y vigliantes y orando no quedarán nunca defraudados. Habla Jesús de las señales en el sol y la luna y las estrellas.  Esas señales, junto con el estruendo del mar...

Llamamiento a la conversión y la salvación

Realeza que desea Jesucristo para todos nosotros

Jesucristo es Rey.  Pero su realeza, la que quiere compartir con nosotros, no es una cualquiera.  Pues ella no procede de este mundo. Los del sanedrín llevan a Jesús a presencia de Pilato.   En parte, acusan a Jesús de andar diciéndose el Mesías Rey (Lc 23, 2), es...

Llamamiento a la conversión y la salvación

Entrega libre, gozosa, sin reservarse uno nada

Confiado en su Padre, entrega Jesús por nosotros todo lo que tiene y todo lo que es.  Pertenecer a él y a su reino supone tal entrega confiada.  Jesús elogia la inteligencia del escriba que le ha preguntado:  «¿Qué mandamiento es el primero de todos?».  Le dice,...

Pin It on Pinterest