Confraternidades

Justicia, ¡Oh, Señor! (poema)

Justicia, ¡Oh, Señor! Señor, desde este rincón, creado en mi mente, no hablo de rodillas porque ni mi alma me sostiene. Señor, tú has resucitado, yo aquí dando mi martirio y aún así me han derrotado. Señor, tómame en tus manos; solamente te pido un descanso, que mis...

Se inicia el proceso de creación del Consorcio Internacional de Escuelas Vicentinas

Como fruto de una de las Confraternidades Vicentinas, en medio de las 23 que actualmente tenemos como famvin, la confraternidad de Asesores Laicos ha dado inicio al proceso de configuración y estructuración del CONSORCIO INTERNACIONAL DE ESCUELAS VICENTINAS. Tal y...

El Buen Ladrón (poema)

Yo era de esos condenados, y mi castigo era el Calvario. Nunca supe qué era paz, siempre huí con mi viveza. Yo era de esos maldecidos, tenía un traje ensangrentado. Busque el amor y se negaba, pero lo hallé crucificado. El Nazareno era el Señor, y mis arterias se...

Carta de la Comisión de Pastoral Indígena del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM)

Queridos Hermanos y Hermanas de la Familia Vicentina, ¡Que la paz del Señor sea siempre con ustedes! En este momento de gracia en nuestra Iglesia, cuando retomamos el compromiso de “caminar juntos” en procesos de escucha y sinodalidad, queremos presentarles una carta...
No se queden afuera

No se queden afuera

“Hemos conocido el Amor que Dios nos tiene”. Los Divorciados Vueltos a casar en la misión. Sí, en verdad, los hombres y las mujeres de nuestro tiempo se encuentran a veces despojados y heridos, al borde de los caminos que recorremos, a menudo sin que nadie escuche sus...

Pin It on Pinterest