Hermanos y hermanas unos para otros

Hermanos y hermanas unos para otros

Jesús, entregando su cuerpo y derramando su sangre por nosotros, da a conocer el amor de Dios (1 Jn 3, 16; Rom 5, 8). Así también nosotros debemos dar la vida por nuestros hermanos y hermanas. Benito no puede creer lo que le dice su hermana Escolástica (Oficio de...
Hermanos y hermanas unos para otros

Sentido y calidad de la vida humana

Jesús es la sal de la tierra y la luz del mundo. Da él sentido y calidad a nuestra vida. Y quiere que sus seguidores seamos y hagamos lo mismo que él. Viendo a las multitudes, Jesús se compadece de ellas, pues andan agobiadas y desamparadas como ovejas sin pastor (Mt...
Hermanos y hermanas unos para otros

Encuentro entre Jesús y su pueblo

Jesús es la plenitud de la revelación. Nuestro encuentro con él es encuentro con Dios. Y también con nosotros mismos, pues manifiesta él los pensamientos de nuestros corazones. Pero primero tenemos que acogerle. La presentación de Jesús en el templo significa el...
Hermanos y hermanas unos para otros

Seguimiento genuino a Jesucristo

Jesús nos abre el entendimiento para que comprendamos la Sagrada Escritura. Esa comprensión es decisiva para nuestro conocimiento y nuestro seguimiento de Jesús. Aunque somos débiles y nos caemos fácilmente, Dios nos llama por pura misericordia (SV.ES IX:332). Y de su...
Hermanos y hermanas unos para otros

Señalar al Hijo y Cordero de Dios y ser su testigo

Jesús es el Hijo de Dios y también el Cordero de Dios. Así le reconocemos con fe y le proclamamos los cristianos. A él también debemos señalar y de él dar testimonio. La razón de ser de Juan es señalar a Jesús y dar testimonio de él. Pues bautiza con agua para que sea...

Pin It on Pinterest