Señalar al Hijo y Cordero de Dios y ser su testigo

Señalar al Hijo y Cordero de Dios y ser su testigo

Jesús es el Hijo de Dios y también el Cordero de Dios. Así le reconocemos con fe y le proclamamos los cristianos. A él también debemos señalar y de él dar testimonio. La razón de ser de Juan es señalar a Jesús y dar testimonio de él. Pues bautiza con agua para que sea...
Señalar al Hijo y Cordero de Dios y ser su testigo

Participar de la unción y la misión de Jesús

Jesús es el Ungido con el Espíritu y el Enviado de Dios para anunciar la Buena Nueva a los pobres. Ser de él significa participar de su unción y misión. El bautismo de Jesús le identifica como el Hijo amado de Dios y es propio del Hijo participar de la divinidad. Pero...
Señalar al Hijo y Cordero de Dios y ser su testigo

Fronteras que se han de abrir

Jesús es el Salvador, a quien Dios ha presentado ante todos los pueblos. Él abre fronteras: entre Dios y los hombres; entre nosotros y los demás. El Verbo se ha hecho carne mediante la maternidad de María. Y así siendo Dios y hombre de manera única, Jesús se hace el...
Señalar al Hijo y Cordero de Dios y ser su testigo

Fuerza de los débiles y temerosos

Jesús mismo es la prueba de que la fuerza se realiza en la debilidad. Los cristianos, pues, no pueden sino ser débiles y, por eso, fuertes (2 Cor 12, 9-10). Más que los otros evangelistas, Mateo dice que las palabras de las Escrituras se cumplen en Jesús. Retrata a...
Señalar al Hijo y Cordero de Dios y ser su testigo

Grandeza significa pequeñez realmente

Jesús, aunque grande, se hace pequeño. Atraídos, como él, por los pequeños, captamos el sentido de Navidad de que la grandeza está en la pequeñez. En el principio existe el Verbo, está junto a Dios, y es Dios. Por medio de él se ha hecho todo, y sin él no se ha hecho...

Pin It on Pinterest