Evangelio y Vida para el 14 de septiembre de 2022

por | Sep 14, 2022 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

“No han bailado”

1 Cor 12,31-13,13; Sal 32; Lc 7, 31-35.

El “matachín” es una danza tradicional que se realiza en la Sierra Taraumara y en otros lugares del norte de México. Es una danza sagrada que se ejecuta en un ambiente de respeto y solemnidad en la que, vestidos con coronas de colores y sonajas en las manos, dos filas de matachines danzan al ritmo de la guitarra y el violín, guiados por un Monarco y coordinados por un Camacho. Dedican sus pasos a Onorúame, el Dios que es Padre y Madre a la vez.

Los rarámuris tienen la responsabilidad de danzar para que la vida continúe sobre la tierra, para que el mundo no se acabe. ¿Cómo? Esta danza resalta la idea de armonía y solidaridad comunitaria. Las dos filas de danzantes se entrecruzan con frecuencia y tras danzar toda la noche, la velada remata con la comida colectiva (el tónare) y el tesgüino (bebida de maíz fermentado) compartido y ofrecido de unos a otros, es la paz y la confraternización.

La danza de los matachines es el son del evangelio, el son que Dios nos toca para que podamos compartirlo todo, en un ambiente de alegría y fraternidad.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Carlos Regino Villalobos E. C.M.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This