Evangelio y Vida para el 7 de agosto de 2022

por | Ago 7, 2022 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

“Tengan ceñida la cintura y encendidas las lámparas“

Sab 18, 6-9; Sal 32; Heb 11, 1-2. 8-19; Lc 12, 32-48.

El evangelio nos llama hoy a estar preparados; no por un momento o por un tiempo más o menos largo, más bien nos llama a hacer de esa preparación un estilo de vida.

¿Preparados para qué? Para recibir a Jesucristo, nuestro Señor, de un modo definitivo en nuestra vida y en la historia. La objeción inmediata puede radicar en creer que nunca llegará, que nos quedaremos esperando. No es así, su palabra no nos puede defraudar.

Este estar preparados no es un llamado a vivir en constante angustia, ese no sería el ritmo natural y espontáneo que debe marcar nuestro día a día. Se trata de un modo de ser y de estar en el mundo, asumiendo los mismos sentimientos de Cristo, de los que San Pablo nos invita a revestirnos.

Mantener encendida nuestra lámpara quiere decir luchar para no permitir que nos confundamos con la oscuridad; nuestra luz tiene que ver con el trabajo que procuramos para proteger la vida, de la que somos parte y no dueños.

“Todavía no es nuestro lo que tenemos que cuidar”, decía Facundo Cabral.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Hilario Sarabia Granados, diácono permanente

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This