Evangelio y Vida para el 25 de junio de 2022

por | Jun 25, 2022 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

«El niño crecía, se fortalecía espiritualmente y vivió en el desierto hasta el día en que se presentó a Israel»

Is 49, 1-6; Sal 138; Hech 13, 22-26; Lc 1, 57-66. 80.

Aquellos que conocieron el nacimiento de Juan el Bautista se hacían esta pregunta: ¿Qué va a ser de este niño? Y sabemos lo que fue de él. Su misión fue preparar de manera inmediata la llegada de Jesucristo. Vivió en el desierto y de manera austera, con lo esencial: Un vestido de piel de camello; su alimento, los saltamontes.

Juan es el profeta fiel cumplidor de la misión que Dios le encomendó, ofreciendo al pueblo un bautismo que era expresión de la conversión. Y lo hará desde una actitud humilde al decir que no es digno de desatarle al Mesías las correas de sus sandalias y buscando que Jesús creciera mientras él disminuía.

Esta fiesta nos ofrece la oportunidad de revisar si nuestra vida anuncia, sin palabras, que Jesús es nuestro Salvador. ¿Cómo estamos cumpliendo nuestra misión? ¿Cómo realizamos hoy nuestra vocación?

Gracias, Padre Bueno, por habernos formado de manera admirable. Concédenos ser fieles a nuestra identidad, a la verdad y a nuestra misión, como Juan Bautista. Amén.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Benjamín Romo Martín C.M.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This