Desde un punto de vista vicenciano: los Hechos de los Apóstoles

por | May 15, 2022 | Formación, Patrick J. Griffin, Reflexiones | 0 comentarios

Una de las grandes bendiciones del tiempo de Pascua es la manera en que la Iglesia dirige nuestra atención a los Hechos de los Apóstoles, tanto en las lecturas de cada día de la semana como en las del domingo. En este tiempo en que celebramos la Resurrección del Señor, tiene sentido que recordemos el comienzo de la expansión de nuestra fe. Asistimos a los «hechos» de estas figuras apostólicas. Estos interesantes relatos permiten que surjan personajes maravillosos y familiares.

Pedro hace su aparición como un audaz anunciador del Evangelio. Ya no es un simple pescador que seguía a Jesús, sino que toma la iniciativa y sufre las consecuencias de sus esfuerzos. También empieza a tener sueños y encuentros maravillosos que apoyan y orientan su pensamiento. Comienza a asumir ese papel de liderazgo en la Iglesia prometido por Jesús. Obsérvese cómo algunas de las historias en las que participa Pedro son paralelas a las que caracterizaron a Jesús.

Los Hechos nos presentan a los diáconos (Hechos 6,5) que reciben el mandato de cuidar a las viudas entre los helenos. Sin embargo, su función se amplía inmediatamente a la proclamación del Evangelio. Como resultado de su predicación, el diácono Esteban se convierte en el primer mártir de la Iglesia primitiva. Su muerte tiene elementos en común con la de Jesús. Otro diácono, Felipe, se convierte en protagonista de varios de los siguientes relatos, al hacer que se extienda el mensaje evangélico en Samaria, Etiopía y Cesarea. Es evidente que el Espíritu Santo ha estado activo desde el acontecimiento de Pentecostés. Se convocan nuevos personajes y se inician nuevos viajes.

A un tercio de los Hechos, tenemos el primer relato de la conversión de san Pablo (9,1-30). Este importante acontecimiento se narra dos veces más: cuando Pablo lo cuenta a un público judío (c. 21) y cuando lo cuenta a oyentes gentiles (c. 26).  La mayor parte de la segunda mitad de los Hechos (cc. 11-28) narra los viajes y aventuras de Pablo mientras proclama con audacia el mensaje cristiano al mundo entero. La aceptación de este mundo más amplio caracteriza sus tres viajes misioneros. La fidelidad de Pablo a su herencia judía no le impidió incluir en su visión a los gentiles; su fluidez al hablar hebreo no impidió su predicación en griego; y sus numerosas dificultades para viajar (con naufragios, palizas e incluso apedreamientos) no le frenaron para seguir visitando y volviendo a visitar los lugares a los que el Espíritu le guiaba. Conocemos, por supuesto, sus cartas a estas iglesias fundacionales. Pablo fue el modelo del misionero. Los Hechos de los Apóstoles presentan su historia como una lección para los cristianos de todas las épocas.

Tal vez sea demasiado fácil dar a Pablo el lugar predominante en los Hechos. Confieso que me siento atraído por otro personaje que recibe su presentación antes que Pablo y que permite a éste convertirse en la poderosa figura que llega a ser. Me refiero, por supuesto, a Bernabé. Me encanta el personaje y el papel de Bernabé. Su nombre significa «hijo de la exhortación», y ese es su papel principal y necesario en las historias. Desde el primer momento, los Hechos lo presentan como un contribuyente al sostenimiento de la Iglesia al vender un campo y poner el dinero «a los pies de los apóstoles» (4,36-37). Tras la conversión de Pablo, lo presenta ante una comunidad temerosa en Jerusalén (9,27). Más tarde, después de que la Iglesia de Jerusalén enviara a Bernabé a edificar la Iglesia gentil de Antioquía (11,21-22), vuelve a buscar a Pablo y le inicia en el camino que le llevará a ser designado «Apóstol de los gentiles» (11,25-26). El propio Pablo se refiere a Bernabé en Gálatas (2,1, 9), 1 Corintios (9,6) y Colosenses (4,10). Entre los personajes de los Hechos, Bernabé ocupa un lugar destacado.

Así, en el tiempo de Pascua, los Hechos de los Apóstoles presentan una historia convincente del crecimiento de la Iglesia e invitan a los cristianos de todos los tiempos, y del nuestro en particular, a responsabilizarse de la difusión del Evangelio. Nosotros somos los Apóstoles cuyos Hechos responden a los impulsos del Espíritu Santo.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This