Evangelio y Vida para el 11 de mayo de 2022

por | May 11, 2022 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

«Resérvenme a Saulo y a Bernabé para la misión»

Hech 12, 24-13, 5; Sal 66; Jn 12, 44-50.

Hoy el Espíritu Santo sigue conduciendo a su Iglesia. Tú y yo, la comunidad parroquial, los ancianos, los pobres, los sacerdotes, los obispos, el Papa… somos la Iglesia, y a todos se nos ha reservado una misión. Una Iglesia que debe ser “un espacio fraterno donde hay lugar para todos” y una “casa de misericordia”, de forma que el que nos vea, como Jesús dice hoy en el Evangelio, vea a su Padre que nos ha enviado.

En el mundo actual necesitamos un cambio hacia la “sinodalidad”, la cual se refiere a la corresponsabilidad y a la participación de todos los miembros del Pueblo de Dios en la vida y en la misión de la Iglesia, cada uno desde su propia vocación.

En la Iglesia ¿quién ocupa el primer lugar? Respuesta: ninguno (o quizás el más pobre). Todos tenemos una misión diferente y complementaria: tú, tu familia, tu parroquia, el grupo al que perteneces, el sacerdote, el obispo, el Papa…, todos somos hermanos e hijos de un mismo Padre.

¿Qué descubres de nuevo, de fresco, de atractivo en todo esto? ¿Qué, en concreto, necesitamos cambiar en nuestra manera de actuar en la Iglesia?

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: María Luisa Fuentes Quesada HC

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This