Evangelio y Vida para el 9 de mayo de 2022

por | May 9, 2022 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

“El pastor llama a cada oveja por su nombre”

Hech 11, 1-18; Sal 41; Jn 10, 1-10.

En estos días estamos leyendo textos pascuales hermosísimos de la Iglesia naciente. Llama la atención que la Iglesia vive impulsada por el Espíritu. “El Espíritu y nosotros hemos decidido”, “el Espíritu le impidió ir a…», “el Espíritu lo llevó a…»; un trabajo en común discípulos y Espíritu.

Así es la vida de Santa Luisa de Marillac: una mujer conducida por el Espíritu Santo en una respuesta amorosamente libre, en un diálogo de persona a persona con Dios Trinidad.

Quiero transcribir un párrafo que ella escribió en 1657, preparándose para recibir el Espíritu Santo en Pentecostés y que creo retrata su personalidad y su obra: “Mi oración ha sido más de contemplación que de razonamiento, con gran atractivo por la Humanidad santa de Nuestro Señor y el deseo de honrarle e imitarle lo más que pudiera en la persona de los pobres y de todos mis prójimos, ya que nos ha enseñado la caridad para suplir la impotencia en que estamos, de rendir ningún servicio a su persona.” Luisa, impulsada por el Espíritu está centrada, enamorada de Jesús Dios y Hombre. Y como no puede honrarlo tangiblemente en su Humanidad, lo hace entusiasmada sirviéndole en quienes él habita, es decir, en los pobres.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: María Luisa Fuentes Quesada HC

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This