¿Te imaginas predicándole al Papa?

por | Abr 7, 2022 | Formación, John Freund, Reflexiones | 0 comentarios

Por mi parte, yo me quedaría petrificado. Sin embargo…

  • Mucha gente intenta predicar al Papa a través de cartas personales, correos electrónicos o páginas web.
  • No muchos han sido invitados a hacerlo.
  • Menos aún lo han hecho para tres papas.

El capuchino Raniero Cantalamessa, OFM lleva el título de «Predicador de la Casa Pontificia». ¡Debe ser muy respetado! Tres papas consecutivos en un lapso de 40 años, San Juan Pablo II, Benedicto XVI y ahora el Papa Francisco, han buscado en él el alimento espiritual en sus domingos anuales de retiro de Adviento y Cuaresma.

¿Por qué?

Compruébalo por ti mismo

Este año está guiando al papa Francisco y a las personas de la Casa Pontificia con reflexiones sobre el Misterio Eucarístico.

Ofrezco estos extractos de la primera de sus reflexiones dominicales de Cuaresma 2022.

Reflexiones introductorias

Citando a San Juan Pablo II, «los cristianos deben redescubrir y mantener siempre vivo ‘el asombro eucarístico’. Para esto servirían nuestras reflexiones: para redescubrir el asombro eucarístico».

  • «La Eucaristía es la presencia en la historia del acontecimiento que ha invertido para siempre los papeles entre vencedores y víctimas».
  • «La Eucaristía nos ofrece la verdadera clave de interpretación de la historia».
  • «La historia revela lo que una vez sucedió y cómo sucedió, la liturgia se encarga de que el pasado no se olvide; no en el sentido de que haga que vuelva a suceder, sino en el sentido de que lo celebre».
  • «Gracias al sacramento de la Eucaristía nos convertimos misteriosamente en contemporáneos del acontecimiento; el acontecimiento está presente en nosotros y nosotros en el acontecimiento«.

La Liturgia de la Palabra

  • «En los primeros tiempos de la Iglesia la Liturgia de la Palabra y la Liturgia de la Eucaristía no se celebraban en el mismo lugar y al mismo tiempo».

Después de una fascinante explicación del por qué, continúa…

  • «Cuando leemos la Escritura en casa o la estudiamos en un curso, nos sirve para conocer mejor la Biblia».
  • «Pero cuando la leemos en la Liturgia, sirve para ayudarnos a conocer mejor a Aquel que se hace presente en la fracción del pan, y cada vez pone de manifiesto un aspecto del misterio que vamos a recibir».
  • «Esto es lo que destaca en la primera Liturgia de la Palabra que tuvo lugar con Cristo resucitado y los dos discípulos de Emaús. Al escuchar su explicación de la Escritura, sus corazones empezaron a ablandarse de tal manera que fueron capaces de reconocerle cuando más tarde partió el pan».
  • «No sólo somos oyentes de la palabra, receptores pasivos por así decirlo, sino que somos nosotros mismos los que recibimos la palabra y actuamos. Estamos llamados a ponernos en el lugar de las personas de la historia».

(¡Lo que transformó a San Vicente!. Ver también la forma de leer las escrituras de San Vicente).

Lo que sucede cuando te ves a ti mismo en las lecturas

  • «A lo largo de la historia de la Iglesia, algunos acontecimientos que hicieron época tuvieron lugar como resultado directo de la escucha de las lecturas durante la misa».

Ofrece dos ejemplos…

  • Antonio se puso en el lugar del joven rico al que Jesús le dijo que lo vendiera todo. Así comenzó el movimiento monástico en la Iglesia.
  • Muchos siglos después, Francisco escuchó el evangelio «No toméis nada para el camino» (Lc 9,3). Inmediatamente se dirigió a su compañero y le dijo: «¿Has oído eso? Esto es lo que el Señor quiere que hagamos». Y así comenzó el Movimiento Franciscano.

Tomemos las lecturas del domingo como algo personal

  • Imagínate como una de las personas del pasaje.
  • ¿Cómo te sentirías?
  • ¿Habría algo que te interpelara?

Publicado originalmente en Vincentian Mindwalk

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This