¿Podría el teletransporte ayudar a la lectura de la Biblia?

por | Mar 27, 2022 | Formación, John Freund, Reflexiones | 0 comentarios

En mi adolescencia, me fascinaba Star Trek. Pero nunca me consideraría un «Trekkie«. Desde entonces, los productos de Star Trek han generado unos 4.000 millones de dólares en ventas. Me sorprendió saber que hay varias secuelas y precuelas en producción tantas décadas después de su apogeo.

Tal vez una de las características de la franquicia sea su presentación del teletransporte. El teletransporte es el sueño del viaje instantáneo. Dio origen a la frase «¡Transpórtame, Scotty!».

Al celebrar el «Domingo de la Palabra de Dios», reflexioné sobre el cambio en mi forma de leer la Biblia. A veces me gustaría poder teletransportarme a los días de la iglesia primitiva y experimentar a Jesús como ellos lo hicieron. Si pudiéramos teletransportarnos al pasado, la lectura de la Biblia nos sorprendería.

«Los elegidos» – teletransporte a una comprensión más profunda de las escrituras

En una aparente contradicción, las dos primeras temporadas de “The Chosen” siguen estando un poco por debajo del radar a pesar de los más de 300 millones de visitas en todo el mundo en los últimos dos años.

Durante la mayor parte de mi vida, he leído la Biblia en lugar de experimentarla. Era más «su» historia que la mía.

«The Chosen» me acerca a experimentar lo impactante y desafiante que fue la llamada, las enseñanzas y el impacto de Jesús en los elegidos. Me ha teletransportado a su mundo. Sus imaginativas presentaciones se basan en lo que ahora conocemos de su vida y cultura. Estos conocimientos me ayudan a comprender mejor el impacto en sus vidas.

Los apóstoles tenían vidas plenas con familias, trabajos, compromisos y desafíos personales. Eran fieles judíos. Seguir a Jesús requería un verdadero sacrificio y fe. Pero, como cualquier decisión que cambia la vida de un ser humano, implica cuestionamiento, duda, fe y confianza… Gracias a «The Chosen», estos hombres y mujeres son ahora mucho más reales.

Por ejemplo, nunca aprecié el tenso desafío al que se enfrentaron Simón y Andrés. Recuerda que Mateo era un judío apóstata. Se ganaba la vida cobrando sus exorbitantes impuestos. Pero también era alguien con quien se supone que los judíos debían trabajar y amar.

María Magdalena abandona con valentía sus antiguas costumbres. Pero las heridas de su vida anterior permanecen. Todavía necesita que se le recuerde el amor de Dios por ella. Me conmovió la alegría tanto de Jesús como de los niños a los que enseñaba.

Más que nunca, veo a los apóstoles como personas reales como yo. Esa es una comprensión tan diferente de las figuras históricas abstractas sin carne y sangre.

Rezar los Evangelios

He compartido que en los últimos años estoy empezando a leer las escrituras tal como las leía Vicente. Parecía imaginarse a sí mismo en cada pasaje de la Biblia que leía.

Los jesuitas llaman a esto «composición de lugar».

En la composición de lugar, una persona se hace presente, por así decirlo, en el lugar donde ocurrió el evento, o en algún otro lugar. Con los ojos de la imaginación contempla todo lo que se encuentra, se dice o se hace allí, o se piensa que se hace allí. También puede imaginar que todas estas cosas están igualmente presentes para él en el lugar donde se encuentra. (Dir 23: 66)

También compartí cómo la «lectura de principio a fin» de los Evangelios me abrió nuevos horizontes más allá de la lectura de pasajes aislados sin comprender cómo el contexto revela niveles insospechados de significado.

Todo esto me ayuda a entender mejor por qué el Papa Francisco pidió un domingo anual de la Palabra de Dios. Nos insta a encontrarnos en lugar de sólo leer los Evangelios.

No hay garantía… pero…

Publicado originalmente en Vincentian Mindwalk

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This