Declaración de las Hermanas de la Caridad de Nazaret por una paz justa

por | Mar 27, 2022 | Conflicto en Ucrania, Noticias | 0 comentarios

Nosotras, las Hermanas de la Caridad de Nazaret, nos sentimos urgidas por el amor de Cristo a «trabajar por la justicia en solidaridad con las personas oprimidas, especialmente los económicamente pobres y las mujeres, y a cuidar la tierra» (Declaración de la Misión de Hermanas de la Caridad de Nazaret). Nos solidarizamos con el pueblo ucraniano, que está siendo oprimido por una guerra iniciada por Rusia, y condenamos la agresión como una injusticia. Damos las gracias a quienes, en Ucrania y en países vecinos, alimentan, acogen y atienden con compasión a los desplazados por el conflicto, y les brindamos nuestro apoyo financiero y en forma de oración.

La matanza indiscriminada de civiles, especialmente de mujeres y niños, nos lleva a hacer un llamamiento a los líderes mundiales para que trabajen en la búsqueda de una solución para esta guerra, pidan cuentas de la destrucción a los agresores y ayuden a reconstruir lo que ha sido destruido, para que el pueblo ucraniano pueda regresar y reconstruir sus vidas. Apoyamos la presión económica que se ha ejercido sobre Rusia para que detenga la violencia y esperamos que estos esfuerzos sean efectivos. Lamentamos que estas políticas económicas causen sufrimiento a la población rusa de a pie, especialmente a los que viven en la pobreza, que serán los más afectados. En solidaridad con las personas de todo el mundo, rezamos con y por los ciudadanos de Ucrania y Rusia que se ven obligados a soportar un sufrimiento indecible —físico, emocional, psicológico, social y económico— en los próximos días y durante los años venideros.

Aunque reconocemos el derecho del pueblo ucraniano a defenderse, también sabemos que es cierto lo que afirma el papa Francisco: «Cada violencia cometida contra un ser humano es una herida en la carne de la humanidad; cada muerte violenta nos disminuye como personas. […] La violencia engendra violencia, el odio engendra más odio, y la muerte más muerte. Tenemos que romper esa cadena que se presenta como ineludible» (Papa Francisco, Fratelli Tutti, 227). Con este fin, esperamos y rezamos para que la comunidad mundial tenga el valor de reevaluar sus inversiones en el complejo militar-industrial para la guerra y reorientar estos recursos hacia el logro de una paz justa a través de la no violencia, la resolución de conflictos y la construcción de la paz.

Creemos que todo ser humano está hecho a imagen y semejanza de Dios y, como tal, está llamado a respetar el derecho de todos a la vida. Por lo tanto, nos solidarizamos, no sólo con los oprimidos, sino también con los que buscan una paz justa y el fin de las matanzas.

Fuente: https://nazareth.org/

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This