Reclamar el don del carisma de Vicente de Paúl

por | Mar 14, 2022 | Formación, John Freund, Reflexiones | 0 comentarios

¡Muchos enormes botes de «Mega Millions» y «Powerball» no han sido reclamados por los ganadores!

Sorprendentemente, van desde un boleto vendido en Florida en 2013 que tenía un valor de 16,5 millones de dólares, hasta un premio de 77,1 millones de dólares en 2011, con el boleto ganador comprado en Georgia.

Y más allá de esos premios mayores, hay cantidades menores que han acabado sin reclamar, ya sea por la pérdida de un boleto, por el olvido de revisar los números ganadores u otros percances.

Estos hechos me hicieron pensar en otro valioso regalo, a menudo no reconocido.

Los regalos de Vicente para nosotros

«San Vicente dejó un maravilloso regalo en la Iglesia. Lo ha puesto, en gran medida, en vuestras manos y en las mías. Transmitidlo a los jóvenes» (Padre Robert Maloney, a la Familia Vicenciana, en 1998).

En efecto, Vicente dejó un maravilloso regalo a la Iglesia.

Todos conocemos y apreciamos su pasión por los pobres. Sus fundaciones surgieron de su pasión por los pobres.

Pero Vicente era también un genio de la organización y de la creación de redes. Su pasión por los pobres se expresaba a través de una humildad que invitaba a otros a compartir sus dones.

Superó todas las barreras de clase y condición, ya fueran seculares o eclesiásticas. Inspiró a muchos a seguir sus pasos.

Reconocer el carisma de Vicente en la vida cotidiana

Permítanme contarles una historia, una historia real. Es una historia que conecta los puntos de la vida de una persona con el carisma o la cultura vicentina. Es la historia de una mujer casada que estaba interesada en saber más sobre un grupo de mujeres que se llaman orgullosamente Hermanas de la Caridad. Estaba pensando en hacerse «laica asociada».

En una conversación con una Hermana a la que respetaba mucho, escuchó la historia de Vicente instruyendo a uno de los primeros grupos de la larga línea de mujeres que se conocieron como Hijas de la Caridad, Hermanas de la Caridad, o alguna otra variación. Oyó de esta Hermana las palabras de San Vicente a sus primeros seguidores sobre cómo debían tener

por monasterio sólo las casas de los enfermos,

como celda, una habitación alquilada,

como capilla la iglesia parroquial,

por claustro las calles de la ciudad…

Para ella fue un momento de descubrimiento. Rompió a llorar en silencio, lágrimas de reconocimiento. Después de unos momentos, pudo explicar lo que había sucedido.

Un momento de reconocimiento

En esas palabras de Vicente reconoció la vida que ella y su marido habían llevado durante años al servicio de los marginados en el suroeste de Estados Unidos.

Y, en ese momento, la Hermana también aprendió otro nivel de significado para esas palabras. Se dio cuenta inmediatamente de que no estaba «formando» a esta mujer para que se convirtiera en asociada. Simplemente la estaba ayudando a reconocer o nombrar el carisma que ella y su marido habían vivido durante décadas.

El Papa Francisco ha hecho algo parecido al nombrar la «santidad ordinaria» de «los santos de la puerta de al lado».

El reto de inspirar a la gente a reclamar su don

Muchas personas hoy en día son vicentinos de corazón. Basta con ver el fenomenal crecimiento de las confraternidades vicencianas de abogados, músicos, profesores, etc. Están explorando con otros en su campo cómo pueden utilizar sus habilidades especializadas para ayudar a los pobres y a los marginados.

Forman parte de un movimiento creciente de vicentinos de corazón. La Oficina de Misión y Valores de la Universidad DePaul los describe como «vicentinos laicos no afiliados«.

Veo que el Espíritu desafía a los vicencianos de las distintas ramas de la Familia Vicenciana a identificar y apoyar a las personas para que nombren y reconozcan el don y la tradición en la que se encuentran.

Reconocer y nombrar el don de Vicente

  • ¿Reconocemos los corazones vicencianos entre nosotros?
  • ¿Podemos encontrar maneras de ayudarles a reconocer y reclamar el don de Vicente?

Publicado originalmente en Vincentian Mindwalk

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This