Evangelio y Vida para el 18 de febrero de 2022

por | Feb 18, 2022 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

El que quiera seguirme, niéguese a sí mismo

Sant 2, 14-24; Sal 111; Mc 8, 34-9, 1.

La pregunta que Jesús hizo ayer a sus seguidores (¿Quién dicen ustedes que soy yo?) fue el comienzo de su preparación para hacerlos discípulos de verdad. El verdadero discípulo no se retrae ante las dificultades por aceptar y seguir a Jesucristo. Nada puede obstaculizar el seguimiento a Jesús cuando se le ama de verdad. Y el primer gran obstáculo a salvar es mi propia personalidad, tantas veces repleta de autorreferencialidad, de egoísmo y banalidad. ¿Cómo renunciar a mí mismo? O mejor: ¿Cómo ganarme a mí mismo? ¿Cómo adherirme al proyecto de Dios sin reticencias ni autoengaños?

La opción es clara: O“yo”, o Jesucristo. El discipulado de Pedro es ejemplar. Recibió correcciones de parte de Jesús, porque cometió grandes errores, pero nunca se negó a crecer porque le amaba. Tomó su cruz y murió en cruz como su Maestro. Jesús no engaña, advierte a sus seguidores de las exigencias que implica seguir su mismo camino. Hoy se necesitan discípulos así: que le sigan conscientes de lo que implica su camino. Que le sigan “libres” de todo para poder dar su vida sin miedo a la cruz. Así, la opción por Jesús se convierte en una opción por la vida, por los pobres, por los valores y actitudes de Jesús que son los del reino de Dios.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Aarón Gutiérrez Nava C.M.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This