Evangelio y Vida para el 26 de enero de 2022

por | Ene 26, 2022 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

“El que siembra, siembra la Palabra”

2 Tim 1, 1-8; Sal 95; Mc 4, 1-20.

La palabra es para ser escuchada. Y cuando de verdad es escuchada, ésta se convierte en convicción. Una convicción en una persona es algo realmente fuerte y profundo, hasta el punto de orientar el comportamiento conforme a ella. Cuando una convicción no se traduce en una conducta, o no es auténtica o es muy poco profunda.

La parábola del sembrador nos habla de sembrar la Palabra de Dios, de acogerla, de hacerla fructificar. La Palabra es una semilla que se arroja con la esperanza de que produzca fruto. ¡Qué comparación tan sugerente! También se nos habla, siempre utilizando comparaciones, que la superficialidad, la dureza de corazón o los afanes de la vida impiden que la Palabra se traduzca en convicciones que cambien nuestros hábitos de conducta. Dicho en otros términos: actitudes como éstas no son la mejor disposición para interiorizar y hacer vida en nosotros un mensaje cuyos contenidos tocan (o deberían tocar) fibras muy hondas de nuestro ser.

Ser “buen oyente de la palabra” supone una apertura, una humildad, una libertad y una generosidad que no todos tenemos. Nos da miedo. Ahí está la cuestión.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Francisco Javier Álvarez Munguía C.M.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This