Acoger (Nehemías 8; 1 Corintios 12; Lucas 4,18-21)

por | Ene 26, 2022 | Formación, Reflexiones, Thomas McKenna | 0 comentarios

«Acoger la noticia». Puede referirse a acontecimientos tanto buenos como malos, por ejemplo, recibir la noticia del nacimiento de un bebé, o en el otro extremo, recibir la noticia del fallecimiento de un ser querido. En cualquiera de las dos circunstancias, el oyente asimila el acontecimiento, hasta el punto de que se manifiesta en un efecto real sobre él.

En el libro de Nehemías observamos al pueblo judío «asimilando las noticias». Cuando el profeta Esdras sube a una plataforma para leer la Ley y los Mandamientos, su reacción no es casual. Inclinando el rostro hacia el suelo, se levantan con las manos en alto y gritan su doble «¡Amén, Amén!»

Por el volumen de esos Amenes, nos damos cuenta de la seriedad con que se toman las noticias de Esdras. Al expresarlos, el pueblo se compromete a salir y vivir según las coordenadas que la Ley establece. No se limitan a asentir a los mandatos de Yahvé, sino que los fieles prometen ponerlos en práctica, darles carne, convertirlos en la materia sólida de la vida cotidiana. Aunque no siempre se ejecutan a la perfección, estos sonoros amenes son sinceros.

Una escena clave del Evangelio de Lucas (4,20-21) puede ser para nosotros los cristianos (y, de hecho, para los vicencianos) una repetición de ese «Amén, Amén» del pueblo judío. Es un plano de acción de Jesús cuando «asimila» la misión del Padre y asimila las palabras cargadas del profeta Isaías. ¿La misión? Llevar la Buena Nueva del poder y la gracia de Dios a todos los pueblos, especialmente a todos los que han sido dejados de lado. A Jesús le mueve abrir los ojos de la gente a lo que realmente cuenta en la vida, para liberar a los que están atados de una u otra manera.  En el vocabulario de la Biblia, Jesús anuncia un año de gracia y trae un mundo de verdad, de perdón y de nuevos comienzos. Y eso es exactamente lo que Jesús hizo, y sigue haciendo. También sabemos el papel fundamental que estas mismas palabras desempeñaron en la vocación de Vicente de Paúl, que también asumió este impulso de difundir el Evangelio a los pobres.

Nuestra propia cuestión es la misma, cómo «asimilamos» el poder de este anuncio. ¿Cómo convertimos nuestros amenes en «órdenes de marcha» para insertar el Reino de Dios en este lugar y en este tiempo?

La pluma de San Pablo, que escribe a los Corintios, nos ofrece una sugerencia muy concreta. ¿Cómo podemos, aquí y ahora, lograr más unidad e inclusión en nuestro mundo? Aunque tenga muchas partes, nos dice que en el fondo todos somos un solo cuerpo en Cristo. ¿Cómo reforzar esa unidad, cómo resaltar ese valor subyacente dado por Dios que dignifica a cada mujer y a cada hombre?

Y así, algunas preguntas. ¿Qué medidas concretas puedo tomar esta semana para tender puentes entre bandos opuestos, de los que hay tantos en el mundo actual? ¿Cómo puedo trabajar para incluir a las personas que han sido excluidas? ¿Qué cosas tangibles puedo hacer para liberar a quienes están atados por prácticas sociales injustas, encadenados por leyes y mentalidades discriminatorias? En una escala más cósmica, ¿cómo formar parte del esfuerzo mundial para estabilizar nuestro clima, cuyo deterioro afectará a generaciones enteras en el futuro, generaciones que Pablo reconocería como el Cuerpo de Cristo?

En definitiva, ¿cómo «acoger esta noticia», esta Buena Noticia que Jesús anuncia y de la que él mismo se empapa? Especialmente para nosotros los vicencianos, ¿cómo podríamos dar más peso a nuestro compromiso de ayudar a los pobres? ¿Cómo podríamos vivir todos nosotros los amenes que damos a esta Buena Noticia?

Al final de cada oración eucarística, afirmamos: «Por Él, con Él y en Él, oh Dios, Padre todopoderoso, en la unidad del Espíritu Santo, toda la gloria y el honor es tuyo, por los siglos de los siglos». Que nuestros amenes sean tan sólidos como solemnes.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This