Liberadas las Hijas de la Caridad detenidas en Etiopía

por | Ene 18, 2022 | Hijas de la Caridad, Noticias | 0 comentarios

A través de un mensaje de sor Françoise Petit, Superiora General de las Hijas de la Caridad, las hermanas conocimos la noticia de un grupo de Hijas de la Caridad etíopes arrestadas por las fuerzas del gobierno en Etiopía en medio de la crisis humanitaria y política en ese país. Suponemos que la mayoría de ustedes ha recibido el anuncio de su liberación con gran alegría, pero al mismo tiempo casi nadie se ha enterado de lo ocurrido. ¿Por qué? Porque no se puede encontrar ninguna noticia en los principales medios de comunicación internacionales sobre lo que les sucedió. Hemos oído que ocurrió a finales del año pasado. No conocemos los detalles.

¿QUÉ PASÓ EN ETIOPÍA?

Según el informe de la Agencia de Noticias Fides, una hermana ursulina, cinco hermanas de la Compañía de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl y dos diáconos fueron detenidos el 30 de noviembre de 2021. Según los observadores, el hecho de que las hermanas detenidas sean de etnia tigrina podría formar parte de una campaña dirigida por las fuerzas gubernamentales contra los tigrinos, acusados de ayudar y apoyar a los rebeldes del TPLF (Frente de Liberación del Pueblo de Tigray). Contactada por la Agencia Fides, la Madre Raffaella Pedrini, Superiora General de las Ursulinas de Gandino, ha confirmado que las fuerzas policiales etíopes, el 30 de noviembre del año pasado, organizaron un asalto dirigido a las hermanas y religiosas católicas, llevándose una hermana Ursulina y cinco Hijas de la Caridad. Sus superiores estaban muy preocupados por su suerte desde la detención. No habían tenido ninguna noticia y nadie entendía del todo el motivo de semejante acto.

Ninguna noticia, hasta este lunes, cuando las Hermanas de la Provincia de Hijas de la Caridad de Ecuador compartieron un meme en facebook informando del desarrollo de la situación y compartiendo el mensaje de sor Françoise. En él leemos:

Queridas hermanas,
¡Hoy podemos dar gracias al Señor! Todas nuestras hermanas han sido liberadas: sor Letemariam, sor Abeba T., sor Tiblets, sor Abeba H. y sor Abeba F.
La hermana Hiwot (la visitadora) ha podido hablar con ellas. Por supuesto, están cansadas pero felices. ¡Ahora van a descansar unos días antes de reanudar la misión que les espera!

La Provincia de Etiopía agradece a todas las Provincias y Comunidades que tanto han orado y ahora podemos cantar juntas ¡Magnificat, Aleluya!

Nuestra alegría no puede hacernos olvidar que otras personas esperan también su liberación, en Etiopía y en otros países. Podemos encomendarlos en la oración. Son también nuestros hermanos y hermanas.
Fraternalmente, permanezcamos muy unidas en Cristo.

Sor Françoise Petit
Hija de la Caridad

Según la Agencia Fides, el único servicio de noticias que informa sobre la situación, en la tarde del domingo 16 de enero, una hermana ursulina y cinco Hijas de la Caridad fueron liberadas y devueltas a sus comunidades. Habían sido detenidas en Addis Abeba el 30 de noviembre por las fuerzas policiales del gobierno. No hay noticias de la liberación de dos diáconos detenidos con las hermanas ese día.

Según la Agencia Fides, la liberación se produce en un momento de posible cambio de escenario en el gran país del Cuerno de África, inmerso desde hace 14 meses en una terrible guerra que comenzó en la región de Tigray y se ha extendido a otras zonas. Desde los días previos a la Navidad, hay tímidos indicios de un cese parcial de las hostilidades y las brutalidades. Los rebeldes del Frente de Liberación del Pueblo de Tigray (TPLF) declararon un alto el fuego unilateral y la retirada incondicional de las regiones de Amhara y Afar a finales de 2021.

En su mensaje de Navidad, emitido el 6 de enero, el cardenal Berhaneyesus Souraphiel, C.M. de Addis Abeba, jefe de la Conferencia Episcopal Etíope, pidió a los fieles que rueguen a Dios el don del perdón y la paz en el país, donde la guerra civil ha entrado recientemente en su segundo año. Mientras Etiopía sigue enfrentándose a la guerra, que ha provocado una grave crisis humanitaria, el cardenal ha instado a los etíopes a evitar el orgullo, la ira y el odio, que obstaculizan la paz en el país. En su Mensaje de Navidad, que las Iglesias orientales celebraron el 7 de enero, el jefe de la Iglesia católica etíope pidió a todos los fieles que eviten el mal y pidan a Dios «el don del perdón y la paz» a través de la oración: «Perseveramos en la oración porque la paz y la felicidad se encuentran en la oración. Cuando lo hacemos, tememos a Dios y nos alejamos de todo mal. Todos somos una familia», dijo.

96 AÑOS AL SERVICIO DEL PUEBLO DE ETIOPÍA

La historia de las Hijas de la Caridad en Etiopía comienza en 1927. Hoy día, 67 hermanas viven en 14 comunidades situadas en 7 regiones de Etiopía. Su misión es compartir el amor de Dios con todos los miembros de nuestra comunidad, independientemente de sus creencias religiosas. Siguen sirviendo a los pobres y marginados con humildad, sencillez y caridad. Se han comprometido a alcanzar y capacitar a los más abandonados y marginados atendiendo a las necesidades de alimentos, agua, saneamiento y refugio; y a través de obras de sostenimiento que incluyen la atención sanitaria, el VIH/SIDA, la educación y otras.

Sus servicios se dividen en cinco categorías principales: Salud, Educación, Desarrollo Comunitario, Trabajo Social y Atención Pastoral. Proporcionamos clínicas de atención primaria en varios lugares, puestos de salud de proximidad y clínicas especializadas en oftalmología y VIH/sida. Las hermanas proporcionan y dirigen instalaciones educativas que van desde guarderías y jardines de infancia hasta escuelas primarias y secundarias. Además, dirigen un Instituto de Formación de Profesores Montessori de tercer nivel. El trabajo de desarrollo comunitario se centra en el desarrollo de la mujer, la capacitación de los jóvenes, los niños de la calle, la comunidad de leprosos y las actividades de generación de ingresos. El trabajo social incluye el apoyo a los ancianos, a las madres solteras, a los huérfanos, a las personas discapacitadas y el asesoramiento matrimonial. La labor pastoral incluye a los jóvenes de la parroquia, el catecismo y la Sociedad de San Vicente de Paúl.

UN PAÍS ANTES PRÓSPERO, AHORA EN PROFUNDA CRISIS HUMANITARIA

La guerra actual en el norte de Etiopía estalló el 4 de noviembre de 2020, tras un ataque contra bases militares federales por parte del Frente de Liberación del Pueblo de Tigray (TPLF). Tigray es una provincia del norte del país, en la frontera con Eritrea, donde también continúa la crisis política y social.

El primer ministro etíope, Abiy Ahmed, prometió una rápida victoria, pero los combates se han convertido en un conflicto generalizado en el que participan las milicias de base étnica y las fuerzas armadas eritreas. Más de dos millones de personas se han visto desplazadas como consecuencia de la guerra civil y se ha declarado oficialmente la hambruna en la región.

Etiopía es un país multilingüe con más de 80 grupos étnicos y una población estimada —en 2020— de 114 millones de habitantes. El país era hasta hace poco un factor de estabilidad regional en medio de países en guerra o en crisis: los dos Sudanes al oeste, Eritrea al norte y Somalia al sureste. Es el segundo país que más tropas aporta a las Naciones Unidas. Esta estabilidad ha convertido a Etiopía en el segundo país que más refugiados acoge en África. A principios de 2020, acogía a más de 735.000 refugiados, de los cuales 100.000 habían llegado en 2019. El 99% de los refugiados proceden de los cuatro países vecinos: Sudán del Sur (329.000), Somalia (191.600), Eritrea (139.300) y Sudán (42.300). Según el censo de 2007, los cristianos representan el 62,8% de la población (43,5% ortodoxos, 18,6% evangélicos y 0,7% católicos). Los musulmanes, en su mayoría suníes, representan el 33,9% de la población.

Los supervivientes han denunciado numerosos abusos cometidos contra la población civil, que han sido transmitidos por varias ONG. Los supervivientes denuncian, en particular, masacres de civiles y eclesiásticos, numerosas violaciones, así como saqueos y daños en los lugares sagrados. Según la mayoría de los testimonios, estos abusos fueron cometidos por soldados eritreos y fuerzas federales etíopes. En Irob Woreda (norte de Tigray), fuentes fiables informan de que muchos civiles de la etnia irob, en su mayoría católicos, fueron ejecutados por las fuerzas eritreas, y que la gente huyó a las montañas para salvar la vida.

La Eparquía católica (Diócesis) de Addigrat también informa de que el Gobierno Federal de Etiopía y las fuerzas eritreas han causado grandes saqueos y daños en edificios públicos y privados. Edificios propiedad de la Eparquía, como la residencia de los sacerdotes, la Universidad Agrícola Santa María en Wuqro, la clínica y la escuela en Edaga Hamus fueron dañados y completamente saqueados.


Más información sobre la situación en Etiopía:

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This