Evangelio y Vida para el 30 de diciembre de 2021

por | Dic 30, 2021 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

Alaben al Señor, todos los pueblos

1Jn 2, 12-17; Sal 95; Lc 2, 36-40.

En continuidad con el texto del evangelio de ayer, encontramos también hoy a una mujer de edad avanzada, la profetisa Ana, una mujer de Dios que no se apartaba del templo ni de día ni de noche, sirviendo a Dios con ayunos y oraciones.

En el ámbito de la Navidad, la fe y el testimonio de Ana es muy importante. Ella habla del Niño a todos y da gloria a Dios. Es una mujer sencilla, viuda desde hacía mucho tiempo, que nos da una gran lección de fidelidad y de amor.

Ana y Simeón tienen mucho en común. Ella, con paciencia, vio cumplida al fin su esperanza y premiado su constante servicio al Señor mediante ayunos y oraciones.

Que el testimonio y la sencillez de esta buena mujer nos entusiasme a servir a Dios y descubrirlo en lo pequeño y ordinario de nuestras vidas.

Que la vida de Ana, en el ambiente de Navidad, nos reanime a seguir las huellas de Jesús y reordenar la jerarquía de valores en nuestra vida, haciendo una clara opción por los más vulnerables de nuestro tiempo. Y como Jesús, vayamos cada día creciendo en sabiduría y en gracia delate de Dios.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Seminaristas del Seminario Vicentino de Tlalpan, Ciudad de México

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This