En nochevieja, tirar por la ventana la doblez

por | Dic 30, 2021 | Benito Martínez, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

Estando estudiando en Roma, me llamó la atención que el día de Nochevieja, a las doce de la noche, muchas familias tiraban a la calle trastos y ropa vieja que ya no les interesaba y al amanecer lo recogían los encargados municipales de la limpieza. Desde entonces yo también examino el trastero de mi interior, y siempre encuentro algún trasto que me molesta, este año es la doblez, que tiraré por la ventana de la sencillez. En el capítulo 5 del evangelio de Mateo, Jesús presenta a sus discípulos lo que es la sencillez: “yo os digo que no juréis en modo alguno: ni por el Cielo, porque es el trono de Dios, ni por la Tierra, porque es el escabel de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran rey. Sea vuestro lenguaje: «Sí, sí; no, no»: lo que pasa de aquí viene del Maligno”.

Caminamos por un mundo de mentira y doblez. La sinceridad a flor de piel se enoja por las injusticias causadas con dolo y engaño. Nos mienten y ofenden los familiares, amigos y conocidos a quienes hemos dado nuestra confianza. Es duro, pero los mayores desengaños suceden en la vida familiar y entre allegados.

Jesús aconseja que seamos sencillos como palomas, pero también prudentes como serpientes (Mt 10, 19) y santa Luisa lo usó con san Vicente: “No sé si es contra la sencillez servirme de lo que a mí me parece prudencia” (c. 577). Su sencillez cautiva y su prudencia admira. En algunas cartas parece ladina, como en las que envió a San Vicente contándole las entrevistas que mantuvo con sus parientes Attichy y con el señor Leroy. Con este mezcla la sencillez y la prudencia de una forma simpática alrededor de la frase: “Yo me hice la sorprendida” (c. 213). La espontaneidad agrada si tiene en cuenta la prudencia[i].

La mentira y el engaño son una espina clavada en el corazón, y cada vez que la tocamos, duele; es un tumor que crece y crece y hace metástasis en nuestros deseos y acciones; es el óxido en las cosas que afea, infecta, destruye; es un virus que se contagia rápido, dañando las relaciones con uno mismo, con los demás y con Dios. Mientras que la sencillez da a la persona sencilla la cualidad de auténtica y sacrificada.

La sencillez es clave cuando una Hermana tiene que hablar con personas de fuera o de los defectos de las compañeras o cuando dialoga con la Hermana Sirviente. En los tres casos la sencillez o claridad debe estar pilotada por la prudencia para salvar la cari­dad[ii]. Maturina Guérin cuenta que santa Luisa “no daba a conocer a las Señoras la con­ducta particular y secreta de la Compañía, y se deshacía hábilmente de las que indagaban sobre ella, aunque fueran grandes amigas” (D 822). Si santa Luisa viviese, acon­sejaría a las Hijas de la Caridad lo mismo que aconsejó a las de entonces: “Prudencia para no detenerse más que en las cosas importantes… Y lo que piensen que están obligadas a decir, lo dirán con la mayor sencillez que puedan, pensando que no todo lo que parece malo lo sea, sino que frecuentemente lo es sólo en nuestros sentimientos y opiniones; y para evitar que nuestras Hermanas caigan bajo la sospecha y la enemistad de las mujeres que, desde hace tiempo, dirigen el hospital, es preciso que antes las traten con mucho respeto y les demuestren mucho amor y cordialidad” (E 55). Y afirmaba que la prudencia depende mucho de la sicología, la  edad, los lugares, costumbres y modas[iii].

De la sencillez no suele hablarse tanto como de la humildad y la caridad a pesar de ser también una virtud del Espíritu vicenciano, y a pesar de que san Vicente le dedica frecuentes alabanzas y algunas conferencias. En una de ellas lanza unos piropos preciosos: “El espíritu de las aldeanas es sumamente sencillo: nada de finuras, nada de palabras de doble sentido; no son obstinadas ni apegadas a su manera de pensar; porque la sencillez las hace creer lo que se les dice. Así tienen que ser también las Hijas de la Caridad; en esto conoceréis que lo sois de verdad, si todas sois sencillas, si no sois obstinadas en vuestras opiniones, sino sumisas a las de las demás, cándidas en vuestras palabras, y si vuestros corazones no piensan en una cosa mientras vuestras bocas dicen otra” (IX, 92). “El día que dejéis de ser sencillas, la pobre Compañía estará muerta; sí, estará muerta” (IX, 536). Y concluye: “Por lo que a mí se refiere, me parece que Dios me ha dado un aprecio tan grande de la sencillez, que la llamo mi Evangelio. Siento una especial devoción a decir las cosas como son” (IX, 546). Parece un eco de la bienaventuranza los limpios de corazón, los sencillos, verán a Dios.

La sencillez no es fruto del estudio, sino de la naturalidad. Ser sencillo obliga a estar en vela, pues el orgullo puede brotar hasta para fingir que somos sencillos. A veces pensamos que somos sencillos si rechazamos lo accidental y superfluo y vivimos con lo esencial, pero esto, de por sí, no supone sencillez. Vivir con una mesa y una silla o con solo un libro, entretenerse tan solo con la música, los ritos, la piedad, puede ser afectado y eso no es sencillez. Carecer de deseos ambiciosos no significa arreglárselas sin nada. La persona sencilla con lo que tiene, lo tiene todo, incluso la satisfacción de no necesitar más. Su sencillez puede compararse a la del joyero que, fiel a su profesión, hace joyas preciosas, porque está enamorado de su trabajo, pero él sigue sencillo. Dirigida a los misioneros paúles, vale para las Hermanas la conferencia de san Vicente sobre el “pequeño método” (XI, 164s).

La virtud de la sencillez dirige una llamada a la gente para que replantee sus valores, especialmente el de la belleza. Hoy la belleza está definida por el negocio de la moda, propagada por los ricos y los famosos y aceptada por las masas. La belleza sencilla elimina la arrogancia de las ropas caras, como vemos en María de Nazaret.

. Benito Martínez., C.M.

Notas:

[i] E 48 n. 153, 157; E 91 n. 243.

[ii] c. 440, 592, 593, 655, 732, E 55 n. 179.

[iii]c. 30, 40, 115, 163, 313, 331, 546, 580, 660, E 90, 108

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This