Navidad: nuestra Madre llora

por | Dic 28, 2021 | Formación, Reflexiones, Víctor Martell | 0 comentarios

Toda mi vida me he sentido mariano, desde que mi abuela en Cuba me entregó a la Virgen del Carmen de la cual ella era devota y pertenecía a su Cofradía, además de por aquello, si quieres lograr algo rápido y seguro ve por la intercesión de su madre.

Cuando llega la Navidad y sus acompañamientos de actos, luces y festejos, se nos olvida en parte la presencia de su madre joven, sin experiencia, sin médicos que estuvieran presentes y para mí lo más relevante: el dar a luz al hijo de Dios en aquellas horribles condiciones de pobreza absoluta. Quizás muchos de ustedes desconozcan lo que es un pesebre sobretodo en los países donde el frio es inmenso y tienen que guarecer a sus animales en los pesebres,  para que no mueran congelados, yo los he visitado y el olor nauseabundo y la falta de oxigeno es continua.

Como hombre me es más difícil, hablar de estos sentimientos encontrados, por un lado la felicidad de traer al mundo al hijo de Dios, algo que ella sabía plenamente y por el otro la amargura en su corazón de tener al rey de reyes en aquella pobreza, cuan su dolor. Porque ustedes madres que me están leyendo, es posible que reaccionen mejor a esta experiencia, el dolor de una madre que desea lo mejor para su hijo y porque no, ella era humana, las lagrimas que brotarían de sus ojos, seguramente,  en aquella noche inolvidable donde estaba llegando al mundo nuestro salvador Jesús.

La figura de nuestra madre, en aquel momento, jugando el rol más importante, el de una madre, afligida con el dolor en su pecho y por sus mejillas corriéndole lagrimas de pena, lagrimas de dolor, lagrimas de amor, de sentir que no podía hacer nada para cambiar esa historia, que de ahora en adelante su papel seria el criar al hijo de Dios; pero porque EL que era todo amor había permitido que gente de su misma raza le hubieran negado alojamiento. Yo sé y en la Biblia está expuesto múltiple veces los sufrimientos de esa madre.

Para finalizar quiero hacerles una pregunta a aquellas madres que han criado hijos varones, lo difícil que se hace esa crianza, imaginen ustedes a esta joven madre que tiene que lidiar con un hijo varón y aunque fuera Dios, EL había venido a este mundo para amar, ser y padecer igual que cualquiera de nosotros, por lo tanto era un niño al igual que todos nosotros. Qué gran mujer que figura tan importante en nuestra fe, por ello los convido a que en esta Navidad y en todas las futuras navidades que celebremos, exaltemos la figura de nuestra madre que también, tiene que criarnos un poquito a todos nosotros y llevarnos por el camino del bien.

Por Víctor Martell

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This