Convivencia a imagen de la Trinidad

por | Dic 26, 2021 | Benito Martínez, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

José y María no eran ciudadanos romanos, no gozaban de las ventajas y privilegios de los ciudadanos romanos. Eran personas provinciales libres, pero carecían de cualquier grado de ciudadanía. En el siglo I a este grupo pertenecía la vasta mayoría (80-90%) de los habitantes de las provincias. El imperio romano, toda Europa supo convivir y hacer el gran Imperio Romano.

También hoy, es urgente entendernos nativos y migrantes y convivir unidos, porque una convivencia tranquila es un escalón de progreso y bienestar. La postura que ha tomado España con el Sáhara y el Polisario ha enrarecido las relaciones con Marruecos, y una consecuencia ha sido la avalancha de adolescentes marroquíes no acompañados a Ceuta. La postura que tomemos ante situaciones parecidas puede convertir la convivencia en un problema. Así ha sido a lo largo de la historia.

Cuando santa Luisa de Marillac tenía 59 años de edad, sintió la ilusión de enviar Hijas de la Caridad al lejano Hennebont, en la Bretaña francesa, pero tuvo miedo de que, al vivir lejos de Paris, se dividiera la comunidad y procuró evitarlo: “Les ruego que en su primera conferencia hablen del número tres que van a ser, número con el que deben honrar a la Santísima Trinidad. Pero, ¿en qué? En la gran unión que debe existir entre ustedes y en la deferencia con los sentimientos de las demás para no contradecirse y aceptar lo más que puedan el parecer de las otras. Y si a veces hay diferencias, recuerden que Nuestro Señor siempre se sometió a la voluntad de su Padre; así honrarán esa deferencia cuando, por su amor, abandonen su propia opinión para seguir la de la Hermana Sirviente, como ella lo hará en las ocasiones en que no haya ofensa a Dios ni al prójimo” (c. 362).

En una sociedad integrada por culturas múltiples la Familia Vicenciana tiene que buscar la unión sin exigir uniformidad. Me refiero a la Familia Vicenciana, integrada tanto por las siete instituciones que suelen numerarse oficialmente: Asociación Internacional de Caridades (AIC), Congregación de la Misión (CM), Hijas de la Caridad (HHC), Sociedad de San Vicente de Paúl (SSVP), Asociación de la Medalla Milagrosa (AMM), Juventudes Marianas Vicencianas (JMV) y MISEVI, como por los 160 institutos que se sienten y confiesan continuadores/as de san Vicente de Paúl, porque asumen sus fines y su espíritu. Su vida espiritual viene a ser como el capital depositado en un banco propiedad de Dios Padre, en el que Jesucristo nos abre una cuenta y el Espíritu Santo, el cajero, distribuye a las almas las gracias divinas convertidas en carismas, y “al venir a ellas el Espíritu Santo y no encontrar resistencia, las dispondrá para cumplir la santísima voluntad de Dios, que debe ser su único deseo. Y para llegar a ese estado de no-resistencia, es preciso estar, como los apóstoles, desprendidas por completo de toda criatura y de Dios en cuanto a los sentidos, puesto que el Hijo de Dios, que preparó a los Apóstoles para recibir al Espíritu Santo, los puso en ese estado, privándolos de su divina presencia en su Ascensión. Y sin duda alguna, al bajar el Espíritu Santo a las almas así dispuestas, les dará fortaleza para obrar por encima del poder humano” (E 87).

La señorita Le Gras había empezado su vida espiritual por el desprendimiento absoluto de la Escuela abstracta, considerada por san Vicente de Paúl como una espiritualidad descarnada para las Hijas de la Caridad que servían a los pobres, y pasó a la espiritualidad más sencilla del vicencianismo. Pero en los siete últimos años de su vida revive una espiritualidad propia, luisiana, centrada en el Espíritu Santo y en la Trinidad. En unos Ejercicios Espirituales que hizo tres años antes de morir, en la última meditación oró: “¡Trinidad perfecta en poder, sabiduría y amor! querías hacer a la Iglesia santa la Madre de todos los creyentes, y para ello, la confirmabas en las verdades que el Verbo Encarnado le había enseñado; infundías en el cuerpo místico el poder de obrar maravillas para hacer penetrar en las almas el testimonio verdadero que querías dieran de tu Hijo; operabas en los miembros de ese cuerpo místico la santidad de vida por los méritos del Verbo Encarnado, y el Espíritu Santo daba ante los hombres el testimonio de la verdad de la divinidad y humanidad perfecta de Jesucristo” (E 98). Y si la Iglesia considera el Antiguo Testamento como la época del Padre, desde la ascensión de Jesús a los cielos es la época del Espíritu Santo.

Sor Geoffre, la Hija de la Caridad que recopiló y ordenó los escritos de la señorita Le Gras, tituló uno “Pureza de amor necesaria para recibir al Espíritu Santo”. En ese escrito santa Luisa reflexiona: “El amor que debemos llevar a Dios ha de ser tan puro que no pretendamos, en la recepción de sus gracias, nada más que la gloria de su Hijo, como él mismo nos lo enseña en la persona de los Apóstoles a quienes, al prometerles el Espíritu Santo, les aseguró que por este él sería glorificado. Es lo que ha de pretender el alma que ama a Dios, y la mayor dicha que puede obtener es la de dar testimonio de la gloria de Aquel, cuya ignominiosa muerte llena al mundo de asombro. Si como Dios no mereciera la pureza de ese amor y ser el único objeto de nuestros afectos, habría al menos que rendir a su humanidad santa el deber de la gratitud” (E 87).

Es una espiritualidad sublime de una mujer en la que habitaba el Espíritu Santo y, como Jesucristo, sacrificó su vida en favor de los pobres. Para las Hijas de la Caridad, los padres Paúles y todos los vicentinos que se dedican al servicio corporal y espiritual de los pobres es modelo para construir una comunidad a imagen de la Trinidad después de responder a dos preguntas. Primera, ¿conoces tu ubicación y tu función en el grupo vicenciano al que perteneces? Y segunda, ¿Tienes en cuenta que, guiado en todo momento por el Espíritu Santo, debes ser un testimonio para los demás?

P. Benito Martínez CM

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This