¿Eres un grillo vicenciano?

por | Dic 10, 2021 | Formación, John Freund, Reflexiones | 0 comentarios

Una de las palabras de moda entre los usuarios de Internet es «influencer», influenciador de las redes sociales. Es el «lenguaje digital» para referirse a alguien que tiene un impacto en lo que otros piensan, dicen y hacen.

Los influencers de los medios de comunicación actuales, con sus millones de seguidores, ganan millones de dólares. Algunos llegan a esta cumbre por lo que han hecho en campos como el atletismo o la música. Otros han atraído a millones con su habilidad para escribir. Las empresas con productos para vender o los políticos con puntos de vista, compiten por influencers con la capacidad de contar historias convincentes sobre su producto: un coche, una ayuda sanitaria, un alimento, etc.

Los influencers, ya sean mega, macro, micro, incluso «grillos» o influencers que hacen poco ruido, influyen en un grupo nicho. Todos son maestros en la construcción de comunidades.

San Vicente como influenciador

En su época, los medios de comunicación de san Vicente eran las palabras, habladas y escritas, y las acciones. Enseñó e hizo mucho para influir en personas de todos los ámbitos de la vida. Incluso influyó en las personas influyentes de su época: el clero, incluyendo a los obispos, y los líderes más influyentes de Francia. En sus últimos años, su influencia se extendió a otros países de misión.

Hace tiempo que sé que Vicente cambió la faz de Francia y de la Iglesia hace 400 años. Pero sólo en mis últimos años me he dado cuenta de cómo ha influido en la Iglesia de hoy.

Basta con mirar a los movimientos más vitales de la Iglesia de hoy. Verás las chispas todavía brillantes del amor práctico de Vicente de Paúl que encendieron los corazones de tantas mujeres y hombres de su tiempo. Con su ayuda, Vicente cambió su mundo. Al hacerlo, también anticipó muchas de las corrientes más apasionantes de nuestra Iglesia actual…

  • Una iglesia centrada en los laicos, más centrada en el Pueblo de Dios y en los pobres que en la jerarquía
  • Una recuperación del ideal de una iglesia de los pobres
  • Un concepto de santidad más orientado a la misión que al énfasis monástico en la santificación personal
  • Una visión práctica del papel de las mujeres en el ministerio
  • Un compromiso de formar sacerdotes que tengan «olor a oveja»

En mis últimos años, estoy empezando a comprender que Vicente era un genio en la construcción de comunidades. Yo ya conocía su papel en la formación de la Congregación de la Misión y de las Hijas de la Caridad. Sólo recientemente he empezado a apreciar que sus comunidades más importantes estaban entre los laicos. De hecho, ese fue su regalo pastoral a la Iglesia mucho antes de las dos anteriores comunidades. Estas comunidades de laicos se llamaban «cofradías». Las estableció en todos los lugares donde iban los «misioneros» vicencianos. Una de sus cofradías más significativas sigue existiendo hoy en día bajo el nombre de AIC. Tenía comunidades de «voluntarios» en casi todos los países del mundo.

Influencers – grillo

Los héroes y heroínas de nuestras ramas de la Familia Vicenciana son influenciadores vicentinos relativamente conocidos. Permítanme hablar de algunos influenciadores «grillo» que he conocido. Hicieron poco ruido pero influyeron en aquellos con los que entraron en contacto.

Yo era un silencioso estudiante de primer año de una familia de inmigrantes de clase trabajadora en su primer semestre en la preparatoria de St. John. Allí conocí a los vicentinos por primera vez. Sólo más tarde me di cuenta de que cada uno de ellos era una encarnación única de un hombre llamado Vicente, un hombre que cambió su mundo. Y como él cambió su mundo, ellos, en los años siguientes, cambiarían el mío.

En estos vicentinos experimenté el resplandor de los ideales de Vicente: seguir a Cristo Evangelizador de los Pobres con las virtudes características de Vicente: transparencia, accesibilidad, disciplina, realismo y trabajo duro.

Nuestra llamada a ser influenciadores

Parafraseando a san Pablo, no somos muchos los que pertenecemos o llegamos a la clase alta de los influenciadores. Pero cada uno y todos nosotros juntos podemos ser influenciadores tipo «grillo». Cada uno de nosotros puede reflejar algún aspecto de las virtudes vicentinas de tal manera que influya en los demás y construya comunidades.

Publicado originalmente en Vincentian Mindwalk

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This