Evangelio y Vida para el 24 de octubre de 2021

por | Oct 24, 2021 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

Y al instante recobró la vista

Jer, 7-9; Sal 125; Heb 5, 1-6; Mc 10, 46-52.

En el evangelio de hoy el ciego Bartimeo grita a Jesús para ser sanado, mientras los discípulos lo regañan para que guarde silencio y compostura.

Bartimeo quería algo y lo pidió con todas sus fuerzas, incluso gritando. Jesús no pudo seguir adelante porque había alguien junto al camino que lo necesitaba y que hacía todo lo posible para ser escuchado. Entonces lo llamó y el ciego, arrojando su manto, se puso en pie y acudió enseguida.

Nos encontramos ante una lección perfecta de cómo orar: primero hay que pedir con insistencia y con fuerza para que Jesús venga a socorrernos, y esto hay que hacerlo con la actitud del mendigo ciego, con humildad y confianza. Por fin Jesús obra el milagro con una simple palabra; la fe de Bartimeo, junto con el encuentro con Jesús, ha sido suficiente.

Bartimeo como hombre liberado de su ceguera, con las inmensas posibilidades que la vida renovada le pone por delante, decide seguir a Jesús por el camino, ¡se ha convertido en discípulo! Había comenzado sentado al margen del camino, ahora está participando, siendo protagonista de su propio destino. Está siguiendo a Jesús quien le ha regalado la luz a sus ojos y una nueva vida, y ahora él se la entrega como seguidor suyo.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Guillermina Vergara Macip, AIC México

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This