Evangelio y Vida para el 21 de octubre de 2021

por | Oct 21, 2021 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

“Yo he venido a traer fuego a la tierra ¡y cómo desearía que ya estuviera ardiendo¡”

Rom 6, 19-23; Sal 1; Lc 12, 49-53.

Su palabra hace arder los corazones, se acerca amistosamente a los más excluidos, despierta la esperanza en las prostitutas y la confianza en los pecadores más despreciados.

Lucha contra todo lo que hace daño al ser humano, combate los formalismos religiosos, los rigorismos inhumanos y las interpretaciones estrechas de la ley. Nada ni nadie puede encadenar su libertad ni su inmenso deseo de hacer el bien. Por todo ello, a Jesús nunca podremos seguirlo viviendo en la rutina religiosa o el convencionalismo de “lo correcto”.

Jesús enciende los conflictos, no los apaga. No ha venido a traer falsa tranquilidad, sino tensiones y enfrentamientos. En realidad, introduce el conflicto en nuestro propio corazón, porque Jesús nos está llamando a vivir en verdad y a amar sin egoísmos.

Su fuego no ha quedado apagado al sumergirse en las aguas profundas de la muerte. Resucitado a una vida nueva, su Espíritu sigue ardiendo a lo largo de la historia. Los primeros seguidores lo sienten arder en sus corazones cuando escuchan sus palabras mientras camina junto a ellos. ¿Dónde es posible sentir hoy ese fuego de Jesús? ¿Cuándo arden nuestros corazones al acoger su Evangelio?

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Guillermina Vergara Macip, AIC México

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This