Evangelio y Vida para el 3 de octubre de 2021

por | Oct 3, 2021 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

Ya no son dos, sino una sola carne

Gen 2, 16-24; Sal 127; Heb 2, 8-11; Mc 10, 2-16.

El Evangelio del día de hoy nos permite hacer una brevísima reflexión sobre la dignidad del matrimonio cristiano y la grandeza de la fidelidad conyugal.

“Desde el inicio de la creación Dios los hizo hombre y mujer; por eso, el hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer y los dos se convertirán en una sola carne. Así ya no son dos, sino una sola carne”. Es fuerte lo que dice el Señor: Los esposos son solo un espíritu, un solo amor, “son una sola carne”. Esta es la razón por la que no se pueden dividir.

Todos guardamos en nuestra memoria testimonios muy hermosos y admirables de esposos cristianos, que han sido ejemplo de auténtico amor y fidelidad conyugal a lo largo de su vida, a pesar de las mil dificultades de todos los días. Más aún, es precisamente en las pruebas donde este amor se acrisola, y el paso de los años agiganta y embellece la fidelidad.

En la Exhortación Apostólica “Amoris Laetitia” el Papa Francisco señala: “Las alegrías más intensas de la vida brotan cuando se provoca la felicidad de los demás en un anticipo del cielo”.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Guillermina Vergara Macip, AIC México

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This