últimas noticias sobre el COVID-19

La Familia Vicentina Dominicana (FAVIDO): compartiendo el amor afectivo y efectivo en tiempo de pandemia

por | Sep 28, 2021 | Noticias | 0 comentarios

El inicio de la pandemia en marzo del 2020 dejó al mundo entero paralizado por un tiempo, producto del impacto por todo lo que estaba pasando a efectos del Covid-19.  Nos llenamos de miedo, que en un momento se convirtió en pánico por la incertidumbre y el estrés de conocer muy poco sobre la enfermedad y sus alcances, solo nos enfocamos en las consecuencias de los contagios y posteriores fallecimientos que se producían en circunstancias y lugares inesperados, pero una voz surgió entre el bullicio que nos llenó de esperanzas, el Papa Francisco se dirigió al mundo diciendo que:

  • Estamos todos en la misma barca”. Si no remamos juntos, si no deponemos odios y prevenciones, esta pandemia habrá logrado doblegarnos. Nos sorprendió una tormenta inesperada y furiosa, que nos ha hecho reconocer lo frágiles que somos”.

Estas palabras fueron una gran sacudida que nos hizo reaccionar y nueva vez confiar plenamente en el Señor, sabiendo que no estamos solos, Dios siempre está con nosotros y como buen Capitán llevará la barca de nuestra vida a buen puerto, pero hacía falta que nos uniéramos para combatir el mal que nos ataca.  Como Familia Vicentina a nivel mundial y guiados por Jesús y el Padre Tomaz Mavrik, también fuimos realizando acciones que nos hicieran retomar nuestra misión en medio de esta tempestad, nos fuimos reuniendo como pueblo orante que confía en la misericordia del Padre y surgieron las jornadas mundiales de oración, a las cuales también la Familia Vicentina Dominicana se unió.

Gradualmente, guardando el protocolo sanitario fuimos retomando nuestra misión de encontrar a Jesús en la persona del pobre y salir a su encuentro a auxiliarle como buenos samaritanos, ahora con un poco más de cuidado, asistiendo a nuestros amos y señores material y espiritualmente.  En estas intensas jornadas, hubo muchas bajas en las filas de los consagrados y religiosas que murieron en servicio con las botas puestas, Padres Paúles, Hijas de la Caridad, Asesores laicos, voluntarias y voluntarios… que no se guardaron para sí, sino que salieron a entregarse a los demás en este contratiempo.

El referente de que nuestros fundadores San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac vivieron también una pandemia en su tiempo, nos dio pautas para poder ser como aconsejaba San Vicente “inventivos hasta el infinito”.

Ya que hubo que cerrar muchas obras por pandemia, se buscó la manera de no dejar desamparados totalmente a nuestros acompañados, sino que a la distancia, encontramos la manera de hacernos cercanos, la tecnología nos ayudó bastante en todos los procesos formativos y espirituales, muchos grupos realizaban Rosarios a diario, vía whatsapp, las reuniones formativas de los grupos y ramas se realizaban por plataforma con la dificultad en principio de que en algunas ramas los miembros eran de edad avanzada, pero con la sugerencia de que se auxiliaran de sus hijos, nietos o sobrinos para poder conectarse, fue subiendo el número de los miembros de las ramas que se mantuvieron conectados formándose y en oración para que gradualmente se fueran poniendo en acción.

Las escuelas cerraron y en nuestro país los docentes, miembros de la Asociación de Maestros Vicentinos (AMAVI) junto a la Confraternidad de las Ex Alumnas y las Hijas de la Caridad,  llevaron a cabo un proyecto para comprar tablets y entregarlas a los alumnos vulnerables y desconectados para que pudieran seguir con su proceso formativo, también, algunos maestros donaron computadoras usadas y los docentes del área de Informática, estuvieron reparando computadoras y fuentes electrónicas a los estudiantes, de manera gratuita, durante todo el año.

Además, la Confraternidad de Exalumnas junto a las Hijas de la Caridad y maestros vicentinos llevaron un plan de aumentar las raciones alimenticias que los alumnos de los centros recibían del Estado, donando otros alimentos que garantizaban una buena nutrición de los estudiantes y que pudieran alcanzar para suplir a otros miembros de la familia, ya que lo que entregaban a cada alumno, era calculado en base a una sola persona, estas entregas se hacían semanal.  La presencia de los docentes garantizaba que las ayudas llegaran a los destinatarios y que como conocían a las familias, en caso de que algunos no fueran a buscarlas por situación de salud, se le hacía llegar hasta la casa, además si alguna familia expresaba que no la buscaba porque no la necesitaba, entregarle esas que quedaban a estas familias más vulnerables, atendiendo al número de miembros.

En ese mismo sentido, las visitas domiciliarias para localizar a los desconectados de las escuelas, fue una estrategia que implementaron los maestros vicentinos a favor de los más vulnerables y contra todo riesgo, tratando que no se perdiera ninguna pieza del rompecabezas educativo.

A pesar de estar en cuarentena y las escuelas cerradas, los docentes vicentinos con extremo cuidado, más allá del protocolo por Covid-19, recibieron a niños y adolescentes con necesidades de aprendizajes específicas junto a sus tutores,  para lograr los propósitos de la enseñanza al darles una atención personalizada.

Asimismo, los miembros de las Sociedades de San Vicente de Paúl, Asociación de la Medalla Milagrosa, Asociación Internacional de Caridades, Hijas de la Caridad y los jóvenes de Juventud Mariana Vicentina realizaron entregas de alimentos no perecederos, mascarillas, gel antibacterial, entre otros, auxiliando a los más vulnerables.  En la Casa Sede de las Hijas de la Caridad ha quedado un pequeño almacén en donde Sor Carmen HC junto a una voluntaria de AIC atienden las demandas de los más vulnerables del entorno.

Celebrar la vida, como un don maravilloso del Señor, especialmente las de nuestros fundadores, santos y beatos de la Familia Vicentina ha sido regocijo para el alma de todos, en este tiempo de adversidad, hemos aprendido a conmemorar la entrega y legado de estas personas tan significativas que a través del tiempo con su modelo de vida nos siguen inspirando y manteniendo viva la llama del carisma vicentino.  Pueden ver imágenes de las conmemoraciones de San Vicente, Santa Luisa, Beato Federico Ozanam, La Milagrosa, 404 años de Fundación de AIC, la primera rama vicentina, entre otras.

AIC Dominicana y las Hijas de la Caridad, buscando alternativas frente al cierre temporal de la Casita Infantil Margarita Naseau de Villa Duarte, terminaron el año escolar con clases virtuales a través de WhatsApp, todos los que fueron a tomar prueba para ingreso a la escuela pública, pasaron y fueron aceptados.  De igual manera en este año escolar se les dio clases por la misma vía, a los niños de 4 años que se quedaron sin inscripción para que al tomar la prueba en los centros públicos, pudieran entrar sin dificultad, en ese mismo orden, se entrenó a los padres, madres o tutores para que realizaran ejercicios de lateralidad y secuenciación con los niños en este año 2020-2021 y que también fueran aceptados, se expidió un certificado del reforzamiento para estos fines.

En otro sentido, el terremoto de Haití del 14 de agosto con una magnitud de 7.2 MW movió las fibras de los corazones vicentinos de nuestro país, el vecino más cercano a los hermanos haitianos, las Hijas de la Caridad junto a los Padres Paúles con apoyo de todas las ramas llevan a cabo una misión en la zona de desastre, en donde además de carpas para auxiliar con asistencia médica, se llevaron algunas que les sirve de refugio a los damnificados, cuyos hogares se derrumbaron y estaban a la intemperie,  llevaron insumos médicos, agua y alimentos no perecederos.

Ha sido así como en medio de la adversidad el Señor le ha permitido a la FAVIDO, hacer el amor afectivo y efectivo en la pandemia.  Como dice nuestra querida Lili Ferráez: “La caridad no está en cuarentena”.

Es el momento de hacer una epidemia del amor fraterno, una verdadera red de afectos este y todos los tiempos.

¡Bendiciones Familia Vicentina Dominicana!

Mercedes Cubilete
AIC Dominicana, Asociación de Maestros Vicentinos,
Confraternidades: Psicólogos, Educadores y Músicos Vicentinos

Etiquetas: coronavirus

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This