Evangelio y Vida para el 3 de agosto de 2021

por | Ago 3, 2021 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

“Tranquilícense y no teman, Yo Soy”

Núm 12, 1-13; Sal 50; Mt 14, 22-36.

Después del intenso momento de encuentro de Jesús con la muchedumbre y con los discípulos en la multiplicación de los panes, el evangelio nos sitúa a Jesús buscando un momento de silencio orante con su Padre Dios. ¡Qué diálogos tan renovadores en los que Jesús le abriría su corazón, y el de la gente con la que acaba de compartir, a su amado Padre!

Y después de ese encuentro renovador, ahora camina a paso firme al reencuentro de los suyos, incluso en medio del agua, símbolo, para este relato, de retos y adversidades. “Tranquilícense y no teman, Yo Soy”, parece ser el mensaje que acaba de recibir Jesús de su Padre, en su oración, y es ahora el mensaje que transmite a sus discípulos.

Pedro intenta imitar a su Maestro, pero aún no se experimenta lo suficientemente amado, perdonado y acompañado como para sostenerse en pie. Es fuerte el contraste con los enfermos que, al llegar Jesús a Genesaret, les bastará con tocar el borde de su manto para quedar curados.

Señor, permite que nuestra oración renueve nuestra confianza en ti, para sabernos amados por ti. Amén.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Autor: Erick Fernando Martínez Benavides, CM.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This