Distinguir la justicia de la palabrería

por | Jul 2, 2021 | Formación, Reflexiones | 0 comentarios

Una pregunta no tan simple sobre la teoría crítica de la raza sondea las profundidades de nuestro trabajo de DEI (Diversidad, Equidad e Inclusión)

Hace poco terminé mis comentarios preparados para un podcast nacional y estaba respondiendo a una amplia gama de preguntas sobre la educación superior católica. Cuando apenas quedaba un minuto de la sesión de una hora de duración, me hicieron una de esas preguntas que te atrapan y que requieren una respuesta más amplia que la propia pregunta.

«La educación superior católica está contratando actualmente a responsables de la diversidad para sus instituciones. ¿Existe una manera de hacer el trabajo de diversidad en las instituciones católicas sin depender de la teoría crítica de la raza?»

Ah, las capas dentro de una pregunta simplemente planteada.

Me pregunté en silencio cuánta «teoría crítica de la raza» había leído el autor de la pregunta. Tal vez sea injusto, pero por algo tenemos la palabra zeitgeist. También me pregunté qué podría incluir el autor de la pregunta en la categoría de teoría racial crítica (TRC), un concepto que se originó en la década de 1970 pero que sigue teniendo una definición un tanto imprecisa.

No había forma de que el autor de la pregunta supiera que hace 25 años asigné a mis estudiantes de posgrado los ensayos recopilados de W.E.B. DuBois en The Education of Black People y Teaching to Transgress de Bell Hooks para un curso sobre las críticas históricas de la educación superior.

¿Conocían la obra fundamental de Derrick Bell, Lani Guinier o Charles Lawrence?  ¿Habían leído al menos los libros más populares del momento, que intentaban llevar las ideas de la TRC a las masas, libros de DiAngelo, Kendi, Rankine y Wilkerson?  Si eran cristianos, ¿alguien les había presentado los escritos de James Cone, la hermana Thea Bowman o el padre Bryan Massingale?

Gracias a la soledad de la pandemia, pasé la primavera de 2020 caminando por Washington, DC, escuchando These Truths de Jill Lepore.  En él, vuelve a contar la historia de estos Estados Unidos, pero esta vez incluyendo las historias —como la masacre de Tulsa— que quedaron fuera de nuestros cursos de estudio en la escuela secundaria y, sí, en la universidad.  ¿Consideraría mi interlocutor que eso también es «teoría racial crítica»?

Pensé en la devastadora crítica de Sara Ahmed sobre el estado actual del trabajo de diversidad en las universidades…  Ella cuestiona no sólo la insuficiencia de su financiación y el alcance de sus esfuerzos, sino también sus objetivos y expectativas. 

Que Dios bendiga a aquellos que, como mi interlocutor, harían que nuestros responsables de la diversidad hicieran su trabajo sin mencionar las ideas agrupadas en la categoría de teoría racial crítica. Pensé en la devastadora crítica de Sara Ahmed sobre el estado actual del trabajo de diversidad en las universidades (On Being Included: Racism and Diversity in Institutional Life).  Ella cuestiona no sólo la insuficiencia de su financiación y el alcance de sus esfuerzos, sino también sus objetivos y expectativas. Observa que el trabajo en favor de «la comunidad inclusiva» a menudo va acompañado de expectativas tácitas para los que consienten en ser incluidos. En ningún lugar la presión es más intensa que en la persona del propio líder de la diversidad para que sea «del tipo correcto».

Se malinterpreta fundamentalmente la tarea en cuestión cuando se concibe el trabajo de un responsable de la diversidad como traer la periferia al centro.

Así que, a mi bienintencionado interlocutor, le dije lo siguiente:

«Sí, puedes basar tu trabajo por la diversidad en una universidad católica en la vida de Jesucristo, que cruzó todos los límites que la sociedad daba por sentado en su época. Él honró a los samaritanos, la población que su mundo despreciaba.  Abrazó a los leprosos, los «impuros».  Trató a las mujeres como iguales intelectuales, personas dignas de ser amigas. Incluso curó a los hijos de los centuriones, el poder ocupante y los señores. Elige tu población excluida y odiada. Jesús cruzó la línea hacia ella».

«Dicho esto, sea lo que sea lo que entiendas por ‘teoría crítica de la raza’, te sugiero que lo leas por ti mismo.  Creo que encontrarás que hay una enorme sabiduría allí, incluso en los casos en los que piensas que es desequilibrada o exagerada.  Estos son algunos de los asuntos más importantes de nuestro tiempo y vale la pena escuchar a quienes quieren compartir con nosotros su experiencia».

El presentador del podcast me dio las gracias mientras se acababa el tiempo.  Desde entonces me he preguntado sobre ese momento.

Rev. Dennis Holtschneider, CM, es presidente de la Asociación de Colegios y Universidades Católicas.

Fuente: https://www.accunet.org/Publications/Update-Newsletter/summer-2021-presidents-letter

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This