Evangelio y Vida para el 28 de marzo de 2021

por | Mar 28, 2021 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

“Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?“

Is 50, 4-7; Sal 21; Flp 2, 6-11; Mc 14, 1-15. 47.

“Jesús contó con la posibilidad de un final violento. No era un ingenuo. Sabía a qué se exponía si seguía insistiendo en el proyecto del Reino de Dios. Era imposible buscar con tanta radicalidad una vida digna para los “pobres” y los “pecadores”, sin provocar la reacción de aquellos a los que no interesaba cambio alguno. Ciertamente, Jesús no es un suicida. No busca la crucifixión. Nunca quiso el sufrimiento ni para los demás ni para él. Toda su vida se había dedicado a combatirlo allí donde lo encontraba: en la enfermedad, en las injusticias, en el pecado o en la desesperanza. […]

Es indigno convertir la Semana Santa en folclore o reclamo turístico. Para los seguidores de Jesús celebrar la pasión y muerte del Señor es agradecimiento emocionado, adoración gozosa al amor “increíble” de Dios y llamada a vivir como Jesús, solidarizándonos con los crucificados” (José Antonio Pagola).

Señor, que veamos en tu crucifixión tu servicio último al proyecto del Padre y el gesto supremo de Dios entregando a su Hijo por amor a la humanidad.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Adrián Acosta López C.M.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This