Ecología integral y solidaridad universal

por | Mar 28, 2021 | Carisma y Laudato Si, Formación | 0 comentarios

Todo está interconectado. Este concepto, analizado en profundidad en la Laudato Si, es de vital importancia para los católicos y para todas las personas que quieren hacer frente a las crisis que afectan a nuestro mundo, sin abandonar nuestra humanidad. En Laudato Si, el papa Francisco advierte que la economía extractiva y la cultura del descarte son males estructurales que degradan la creación y la humanidad por igual, y reducen a todo ser vivo a un elemento de una lista de activos y pasivos. Su Santidad nos llama a rechazar la mercantilización de nuestras almas y a entrar en una nueva relación con toda la creación.

A medida que la crisis climática avanza y millones de personas se enfrentan a sequías, enfermedades y condiciones meteorológicas extremas, muchos han abandonado el antiguo consenso de que los recursos de la Tierra son infinitos y que podemos extraerlos libremente. Nuestra creciente comprensión de nuestra relación integral con la Tierra es crucial, pero debemos tomar medidas decisivas si queremos sobrevivir a esta crisis. Aunque algunos dicen que podemos manejar las mismas fuerzas responsables de la crisis para resolverla, Laudato Si nos llama a la transformadora labor de la solidaridad universal.

“Necesitamos una solidaridad universal nueva. Como dijeron los Obispos de Sudáfrica, «se necesitan los talentos y la implicación de todos para reparar el daño causado por el abuso humano a la creación de Dios». Todos podemos colaborar como instrumentos de Dios para el cuidado de la creación, cada uno desde su cultura, su experiencia, sus iniciativas y sus capacidades» (LS 14).

Nuestro carisma vicenciano nos invita a la misma solidaridad radical con los pobres. Esta solidaridad nos llama a reconocer nuestra propia pobreza y a reconocer que la pobreza material y espiritual de todos nuestros hermanos es compartida. Por ejemplo, la pobreza material que experimenta una persona explotada por su trabajo y los recursos naturales de su tierra está íntimamente conectada con la pobreza espiritual de una persona que, por conveniencia, permite que su hermano languidezca en esa explotación y pobreza.

Cada uno de nosotros está llamado a experimentar esta transformación y, debido a la relación integral entre todos y cada uno de los miembros de la familia humana, el papa Francisco nos dice que «también la salud de las instituciones de una sociedad tiene consecuencias en el ambiente y en la calidad de vida humana: «Cualquier menoscabo de la solidaridad y del civismo produce daños ambientales». En ese sentido, la ecología social es necesariamente institucional, y alcanza progresivamente las distintas dimensiones que van desde el grupo social primario, la familia, pasando por la comunidad local y la nación, hasta la vida internacional» (LS 142).

El Papa Francisco determina una gran necesidad de organización comunitaria y de defensa del cambio sistémico. Mientras satisfacemos las necesidades de los individuos como Familia Vicenciana, echemos también una larga mirada a los sistemas que producen las propias necesidades.

Owen Smith
Subdirector de la Oficina de Paz, Justicia e Integridad de la Creación
Hermanas de la Caridad de Nueva York

www.scny.org

El Carisma Vicenciano y Laudato Si’ es nuestro esfuerzo por compartir varias formas en que los Vicencianos encuentran que su carisma se conecta con Laudato Si’. Animamos a que hagan comentarios sobre estos artículos y damos la bienvenida a todos los interesados en enviar un artículo a Jim Paddon en jpssvp@hotmail.ca.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This