Evangelio y Vida para el 26 de enero de 2021

por | Ene 26, 2021 | Evangelio y Vida, Formación, Reflexiones | 0 comentarios

“Quien cumpla la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre”

2 Tim 1, 1-8; Sal 95; Mc 3, 31-35.

Si al leer el evangelio de hoy no razonamos debidamente la respuesta que da Jesús, podemos sentirla dura; como que no reconoce a su madre y a los familiares que llegan a buscarlo

Pero, si la analizamos con cuidado, nos daremos cuenta que en sí es un reconocimiento, un halago a María. Ella tuvo la fe, la confianza en Dios al decir: “Yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho” (Lc 1, 38). Acogió la voluntad del Padre y con ese “sí” dio inicio la Nueva Alianza, abrió la puerta a la encarnación del Hijo de Dios.

En Mateo 7, 21, Jesús igual- mente nos indica: “No todo el que me dice: ¡Señor, Señor!, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los Cielos”. En Getsemaní Jesús dice al Padre: “…que no se haga mi voluntad, sino la tuya”, y al enseñarnos el Padre Nuestro nos pidió que dijéramos: “Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo”.

Jesús hace un llamado especial a todos los miembros de su Iglesia en el evangelio de hoy: ¿proclamamos que Él es nuestro hermano? Aquí nos indica cómo podemos llegar a serlo.

Fuente: «Evangelio y Vida», comentarios a los evangelios. México.
Hna. María Gloria Laguna de San José

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This