últimas noticias sobre el COVID-19

La Congregación de la Misión, o Misioneros Paúles

por | Ene 24, 2021 | Benito Martínez, Congregación de la Misión, Formación | 1 comentario

A pesar de ser hijo de labradores, san Vicente de Paúl no pensó fundar una congregación dedicada exclusivamente a los campesinos. Fueron las circunstancias quienes lo determinaron. La Congregación de la Misión se dedicó a los campesinos porque san Vicente era capellán de los señores de Gondi y éstos eran señores de muchas tierras de campo. A ellas lo empujó la señora de Gondi. De haber sido una familia de burgueses con ta­lleres y manufacturas y san Vicente su capellán ¿habría fundado la Congregación para los obreros industriales? Para responder hay que tener en cuenta que la fundación de las Caridades y de las Hijas de la Caridad que realizó sin injerencia de nadie, las hizo para toda clase de pobres.

Cuando el 4 de setiembre de 1626, Vincent Depaul, A. Portail, F. du Coudray y J. de la Salle firman el contrato de asociación tienen el propósito de dedicarse exclusivamente a los pobres campesinos (X, 242s). Así constaba en el contrato con la Sra. de Gondi, y, cuando Urbano VIII, el 12 de enero de 1633 firme la Bula de erección pondrá por fin dedicarse a la salvación de aquellos que viven en pueblos, aldeas y ciudades humildes, y les prohibirá “predicar y administrar sacramentos en las ciudades que tengan arzobispo, obispo, parlamento o juzgado” (X, 303s; 387), aunque en ellas abunden los pobres. Y por ser una gran ciudad, san Vicente rechazará misionar Metz (XI, 323s).

En varios documentos (XI, 95, 326s, 698s; ABELLY, L. I, cap. VIII.) aparece que en el campo había sacerdotes que desconocían hasta la fórmula de la absolución, que algunos campesinos tenían ver­güenza de confesarse con sus sacerdotes, y que, por ello, Margarita de Gondi procura que un sacerdote sabio y bueno les prepare para una confesión general. El 25 de enero de 1617 su capellán Vicente de Paúl predicó en Folleville la famosa homilía sobre la confesión general y el éxito fue enorme. “Viendo el éxito, se pensó en los medios para misionar de tiempo en tiempo las tierras de dicha señora”, pero ninguna congregación religiosa se comprometió a hacerlo. Fue entonces cuando “decidió asociar a algunos sacerdotes buenos” para salvar a “sus pobres campesinos”. San Vicente fue uno de ellos. En 1625 se le unirán tres compañeros, dando origen a la Congregación de la Misión.

Pero en 1617 san Vicente no pensaba dedicarse a dar misiones. Había presentado a Bérulle sus remordimientos por el cargo de pre­ceptor en casa de los Gondi. Bérulle le envía de párroco a Châtillon-les-Dombes, donde piensa permanecer hasta que muera. Por insistencia de la Sra. de Gondi vuelve a Paris, pero ya no como preceptor de sus hijos, sino como capellán de su casa y de las “siete u ocho mil almas que están en mis tierras”, le escribe ella. Desde 1618 hasta 1625 misiona sus tierras, terminando cada misión con la institución de las Caridades (AIC).

La Sra. de Gondi insiste en que san Vicente funde una asociación de eclesiásticos para que misionen sus tierras. Ha depositado para ello 16.000 libras en su testamento. El capellán durante ocho años va madurando la idea; su misión se le aclara. La vocación de ayudar al pobre que maduró entre los años 1613 y 1617, se concretiza en las misiones y en las Caridades. Después de una misión en Montmirail y de su estancia en Marchais (1621-1622) un protes­tante le arraiga más en el campo, cuando le dice que en Paris hay diez mil sacerdotes “mientras en el campo los pobres se condenan en una ignorancia espantosa” (XI, 727). Dos retiros en Soissons y en Valprofonde le deciden a aceptar la proposi­ción de la señora de Gondi: hará la asociación de sacerdotes y mi­sionará sus tierras. El contrato se firma el 17 de abril de 1625 entre Felipe Manuel de Gondi con su esposa Francisca Margarita de Silly y su capellán Vicente Depaul.

El fin de esta asociación es “predicar y catequizar cada cinco años las tierras de dicho señor y señora… a perpetuidad” (X, 240). Con todo, en la introducción del contrato se da la idea de ser un plan más extenso, pues se habla de “aquellos que viven en las ciudades de este reino”, de “la pobre gente del campo” en general. Muerta Margarita de Gondi el 23 de junio de 1625, perdura el contrato; pero en los documentos siguientes, se hablará del pobre pueblo del campo como fin de la Congregación, sean de quien sean las tierras. Así, el acta de aprobación del arzobispo de París, el acta de unión de los cuatro primeros misioneros y la bula de erección de la Congregación de la Misión.

P. Benito Martínez, CM;

Etiquetas:

1 comentario

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This