últimas noticias sobre el COVID-19

La Alegría de la Misión, desde el manantial de la Familia Vicentina

por | Ene 18, 2021 | Formación | 1 comentario

Soy Cleber Teodosio, seminarista de la Congregación de la Misión, y deseo compartir mi experiencia misionera como laico y estudiante vicentino realizado en perspectiva de la “Familia Vicentina: organización eclesial de la que emerge un manantial de posibilidad de actuación, amor y servicio.

“Hasta aquí nos condujo el Señor”, y como siempre, haciéndolo con prontitud. Son muchas las oportunidades que nos brinda el Señor en la vida, guiándonos siempre por sus caminos y permitiéndonos experimentar de lo bueno que creó, además de ayudarnos a superar nuestras carencias, límites y dificultades. Las personas, situaciones o cosas que ocurren en nuestra vida pueden enseñarnos algo, conmovernos y, con la luz de Dios, extraer de estos encuentros el bien que tienen para ofrecer y, a su vez, colaborar para que todo y todos los que se acercan a nosotros, se vayan mejores.

Mi nombre es Cleber Fábio Oliveira Teodósio, o simplemente Fábio, soy estudiante de la Provincia Brasileña de la Congregación de la Misión y participo de la maravillosa realidad promovida por la Oficina Internacional de la Familia Vicentina y FAVILA: las Confraternidades Vicentinas, actuando especialmente en tres de ellas: Radio y TV, Diseño Gráfico & Publicidad y Traductores. En todas trato de ofrecer lo mejor de mí. En la primera actúo como secretario; en la segundo colaboro con la creación de materiales gráficos, y en la tercera ayudo con traducciones, tema del que deseo hablar un poco más.

Siempre he tenido una especial admiración por los idiomas. A pesar de vivir en un país continental con un sistema educativo deficiente, siempre he tenido dificultades para aprender nuevos idiomas. Pero el Señor me había reservado una misión, y a través del Superior General de la Congregación de la Misión, P. Gregory Gay, CM, me llamó al voluntariado internacional de JMV (Juventud Mariana Vicentina) en Madrid España, donde permanecí durante tres años. Acepté el desafío, e incluso sin hablar español, fui a Europa en septiembre de 2009. Allí tuve la oportunidad de aprender español y estudiar algo de inglés. Participando en encuentros internacionales de la Familia Vicentina, tanto en Lisboa como en París, me quedé encantado con el trabajo de los traductores, quienes, desde sus cabinas, hacían llegar a cada uno de los participantes la comunicación desde la mesa principal, en lengua vernácula. Eso era maravilloso y me preguntaba cuándo también podría actuar como tal.

Diez años después, ya en Brasil, conocí a las Confraternidades Vicentinas, y en el primer encuentro con todos los coordinadores de las mismas, era necesario que tuviéramos traductores del español a otros idiomas, una vez que las confraternidades ya han crecido y van más allá de las Américas, llegando a Europa y a África. Me invitaron a traducir del español al portugués y desarrollé esa actividad. Fue mi primera vez como traductor simultáneo. Traducciones escritas las hacía desde 2007, pero habladas, era una novedad. Estaba muy tenso, pero confiaba en que, con la gracia de Dios, todo saldría bien y obtuvimos buenos resultados. Esta experiencia sentó un precedente para varias otras: reunión de articulación del Consejo Nacional de la Familia Vicentina de Belice, Reunión de Evaluación del Encuentro Internacional de Líderes de la Familia Vicentina y por supuesto, los webinars mensuales de las Confraternidades Vicentinas preparados por ellas y transmitidos a través de los canales virtuales de Ozanam TV.

Todas estas experiencias son un motivo para agradecer a Dios por la oportunidad de servir, de actuar junto a la Familia Vicentina y de colaborar para que el Carisma Vicentino sea conocido, amado y vivido. Doy gracias al Señor por la oportunidad que me brinda y sigo abierto al servicio a la Familia. Sé que aún me queda mucho por aprender y que puedo colaborar más aún, de modo que me pongo a disposición, según la voluntad de Dios, que se me da por medio de mis superiores, para actuar con más precisión, audacia y sabiduría.

Si también quieres ponerte al servicio de Dios en los pobres, únete a nosotros con tus talentos, habilidades o profesión, formando parte de la Confraternidad Vicentina, según la lista a continuación, que más te llame la atención. Escribe un correo al coordinador respectivo y ¡sé bienvenido!

Confraternidad Coordinador(a) Correo
1 Abogados Vicentinos Alexander Laínez Cruz carloslainez24@gmail.com
2 Amas de Casa Liliana Castellanos Guerrero lilianacyg@hotmail.com
3 Asesores Vicentinos Alexandra Chacón Esquivel alexache33@hotmail.com
4 Diseñadores Gráficos Vicentinos Víctor Martell martell.victor@gmail.com
5 Educadores Vicentinos P. Fernando Sánchez CM pf44tnch@gmail.com
6 Exalumnos Vicentinos Angela Medina vocestv@hotmail.com
7 Indígenas Vicentinos P. José Fitzgerald civicentina@gmail.com
8 Músicos Vicentinos Javier F. Chento chento@famvin.org
9 Niños y Niñas Vicentinas Sor Fanny Mora Ruales sorfanny.mora@hotmail.com
10 Periodistas y Escritores Vicentinos Eduardo Adamez eadames0306@gmail.com
11 Poetas Vicentinos Yudith Guerra judithmgf@gmail.com
12 Psicólogos Vicentinos Ada Ferreira adaferreira@hotmail.com
13 Radiodifusoras Vicentinas P. Roberto Adrián CM roberto_adrian@hotmail.com
14 Redes Sociales Lily De Leon conviredes@gmail.com
15 Reflexiones Bíblicas Claudia Rivera cnavarrete05@yahoo.com
16 Traductores Vicentinos Tomasz Zielinski toma@famvin.org
17 Vicentinos en la frontera/diáspora Víctor López isvictrop@gmail.com

 

¡Contáctanos  y nos veremos pronto!

Cleber Teodosio

Etiquetas:

1 comentario

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This