últimas noticias sobre el COVID-19

Reflexión en torno al Adviento, desde la Oficina de la Familia Vicenciana (Segunda parte)

por | Dic 12, 2020 | Formación, Reflexiones | 0 comentarios

A lo largo de este tiempo de Adviento de 2020, cada uno de los cuatro integrantes de la Oficina de la Familia Vicenciana nos ofrecerán una breve reflexión en video sobre nuestra realidad actual y el camino de esperanza que realizamos hacia un futuro donde el nacimiento del Señor ilumine también nuestra realidad actual:

Traducción:

Hermanas y hermanos vicencianos: el Señor nos habló a través de San Pedro cuando dijo: «No ignoréis este hecho, amados míos, que para el Señor un día es como mil años y mil años es como un día. El Señor no demora su promesa, sino que es paciente con vosotros».

Hermanas y hermanos: el Adviento es una vez más un momento para recordar que el Señor es fiel a su promesa hecha a nosotros, y que su razón para darnos esperanza incluso en la niebla de esta pandemia (como escuchamos el domingo en la oración vicenciana de Adviento que compartimos) tenemos razones para la esperanza, porque el Señor es bueno y el Señor siempre está lleno de bendiciones para su pueblo.

Puede que no sepamos cuándo, puede que no sepamos la hora en la que, por ejemplo, la vacuna estará disponible para todos nosotros, pero sí sabemos que ese día llegará, tan seguro como que las hojas volverán a los árboles detrás de mí.

Hermanas y hermanos: renovemos una vez más nuestra esperanza, renovemos nuestra fe en la promesa del Señor.

La primera lectura del domingo pasado comenzaba con las palabras «consolad, consolad a mi pueblo». Los vicencianos estamos llamados a ser portadores de este consuelo, de esta esperanza para el pueblo de Dios que necesita ser servido, y especialmente para los más abandonados y los que más sufren en estos días.

Sí, nosotros también sufrimos, nosotros también tenemos que hacer las cosas de manera diferente, pero lo hacemos con un espíritu de esperanza y con un espíritu de alegría porque, en última instancia, sabemos que el Señor está caminando con nosotros y nos está ayudando incluso cuando intentamos llevar sus buenas noticias a otras personas.

Recemos, mientras continuamos el viaje de Adviento, para que seamos portadores del mensaje de esperanza, portadores del mensaje de consuelo para todos los que puedan necesitarlo, y especialmente para los que necesitan ese mensaje.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This